30 Mayo 2019
Por: PNUD

Después de la aprobación de la Ley Municipal de Cochabamba “Corresponsabilidad en el Trabajo del Cuidado no Renumerado para la Igualdad de Oportunidades” en febrero del presente año en Bolivia, la Organización no Gubernamental Ciudadanía y América Latina Genera entrevistaron a el Alcalde, Dr. Iván Tellería; la Secretaria de Desarrollo Humano, Dra. Jenny Rivero, y la Directora de Género Generacional y Familia, y a la Dra. Carolina Orías acerca de los alcances y desafíos de esta norma.

Señor Alcalde ¿cuáles han sido los factores centrales que han permitido a Cochabamba contar con esta importante ley?

Iván Tellería: Antes que nada deseo agradecer por la entrevista y también agradecer la presencia de la Secretaria de Desarrollo Humano y la Directora de Género, mujeres muy valoradas por su trabajo en nuestro municipio. Estamos muy orgullosos porque con la Ley hemos dado un paso importante para cambiar el pensamiento machista que por décadas y décadas ha imperado en nuestra sociedad; la intención que tenemos más allá de la formulación de una ley es que se respete el derecho de igualdad. Para nosotros lo más importante es que el hombre y la mujer tengan los mismos derechos y, por lo tanto, deben tener las mismas oportunidades de trabajo, las mismas oportunidades políticas y las mismas oportunidades dentro de la familia. 

Las mujeres pueden cumplir, y talvez de mejor manera que los varones, cualquier función que se les dé, desde la tarea más dura hasta la más sencilla. Por eso es que, como municipio, tiene que haber y tiene que existir una normativa que reconozca su aporte a la sociedad. 

Esto definitivamente obliga a que haya un cambio de mentalidad, un cambio de comportamiento. Pero, ¿de qué manera la ley promueve la corresponsabilidad no solo familiar sino también social y pública de los cuidados?

Carolina Orías: Justamente ese es el logro más grande de esta ley, hemos podido institucionalizar la corresponsabilidad del cuidado, porque es una política municipal promover la corresponsabilidad en el cuidado en estos tres ámbitos que ya mencionabas: familiar social y público.

Tenemos muchos proyectos para promover la corresponsabilidad del cuidado de parte de los hombres, sobre todo, al interior de las familias. Estamos fomentando que el varón tiene que estar presente desde la etapa de la gestación, tiene que estar presente en el cuidado ya sea de niños y niñas, personas con discapacidad o adultos mayores; tenemos que promover que la corresponsabilidad se dé dentro de casa.

Sobre la corresponsabilidad pública, el Gobierno Municipal tiene diferentes proyectos para dar la oportunidad a las mujeres de ir a trabajar sin tener que preocuparse por el cuidado de estas personas. Tenemos centros infantiles, la casa del adulto mayor, tenemos centros día y varios otros proyectos que ahora esta ley nos va a permitir desarrollarlos y fortalecerlos. 

Por último, la corresponsabilidad social hará posible introducir esta temática del cuidado en las empresas privadas, en las organizaciones sociales y las comunidades en general; porque esto no solo es una obligación del Gobierno Municipal o del Estado sino es una obligación de todos. Tenemos la Ley General del Trabajo cuyo contenido establece que las empresas que tienen más de cincuenta empleados deben contar con un centro infantil en sus instalaciones y eso no está pasando. Entonces como Gobierno Municipal vamos a promover y difundir esta normativa que ya existe para que se cumpla y sea una tarea de todos.  De esa forma vamos a lograr la corresponsabilidad del cuidado.

Dentro de la ley se promueve tambien la participación de las mujeres en el mercado laboral ¿de qué manera se impulsa este objetivo?

Carolina Orías: sabemos que históricamente las mujeres están muy relegadas por el tema del cuidado, no pueden ir a estudiar, no pueden ir a trabajar y eso ha generado una de las dependencias más fuertes hacia el hombre: se trata de la dependencia económica que puede convertirse en violencia económica.  Al tener políticas que empoderen a la mujer económicamente y, sobre todo, le dan la oportunidad de ir a trabajar dejando a sus hijos e hijas , dejando a los abuelitos en lugar donde van a estar cuidados, estamos ampliando este escenario y estamos empoderando a las mujeres. El municipio ya tiene un programa de capacitación para mujeres emprendedoras, vamos a seguir trabajando en esta área y sobre todo es importante remarcar que ahora que existe esta norma tenemos respaldo legal, tenemos el abanico abierto de posibilidades de trabajo y podemos generar más políticas siempre con esta mirada progresista.

¿Cuánto ha avanzado el Gobierno Municipal en la aplicación de esta norma y qué dicen los gobiernos municipales u otras dependencias estatales sobre ella? 

Jenny Rivero: Ciudadanía fue testigo de cómo ha costado, no solamente socializar esta ley, sino convencer a nuestras autoridades de su importancia. Pero una vez lograda su aprobación nuestras autoridades han advertido su importancia.  Hemos tenido la gran oportunidad de socializar a nivel internacional en un evento social paralelo de las Naciones Unidas, y hemos logrado el apoyo de mujeres de otros países. La Ley es pionera porque busca la igualdad de oportunidades. 

También hemos logrado tener la atención de la Presidenta del Senado de nuestro país, eso para nosotros como municipio de Cochabamba es un gran logro, porque posteriormente esta norma podría constituirse en una norma nacional. Entonces ese trabajo desarrollado y todo lo avanzado están dando sus frutos. 

Esta norma, cuando todavía era proyecto de ley, fue apoyada por Iván Tellería, que en ese momento era Presidente del Concejo; una vez designado como Alcalde la Ley fue  aprobada. Ahora debemos ejecutarla y divulgarla. Eso nos permitirá promover la igualdad de oportunidades. 

Señor Acalde, ¿cree que sea posible replicar una ley similar a ésta en otros municipios?, y si esto es así ¿qué recomendaría a las autoridades que ingresen en este gran desafío?

Iván Tellería: Antes de sancionar una ley se tiene que llegar a la conciencia de la gente, sensibilizar a instituciones públicas y privadas, a federaciones, a entidades profesionales, a la sociedad en su conjunto, esta es la primera tarea. 

De esta manera se puede tener una ley participativa y enteramente ciudadana. Con seguridad nuestros municipios cercanos van a replicar esta ley, pero como les dije tenemos que crear una conciencia de respeto y de igualdad. Es una ley que realmente me hace sentir orgulloso de nuestra Secretaria y de la Directora de Género porque ellas la están ejecutando y también porque la han presentado a nivel mundial, además han sido felicitadas por nuestra Presidenta del Senado. Estamos seguros que se va a replicar.  Bolivia está cambiando, pero tiene que cambiar hacia la igualdad de derechos.

Muchísimas gracias, ¿algo más que nuestras autoridades quieran comentar a América Latina Genera? 

Jenny Rivero: Es importante también resaltar la participación de los colectivos, particularmente de Ciudadanía que ha sido la mayor impulsora, a veces teníamos a sus miembros todo el tiempo en la oficina y decíamos “cuándo nos vamos a librar”. Pero realmente debemos agradecer todo ese impulso, todo ese apoyo, toda la logística y la seguridad que siempre han tenido de que esta ley iba a ser aprobada y ejecutada. 

Carolina Orías: Hay que recalcar que esta Ley no habría sido aprobada sin el compromiso de todas las mujeres que estamos ocupando los cargos públicos en esta institución, tanto en el Órgano Ejecutivo como en el Concejo, y esto se hizo evidente durante las sesiones en que se revisó la propuesta de Ley.  Tanto concejalas de la oposición como del oficialismo se pusieron la camiseta de mujer y ejercieron la presión necesaria; pese a que algunos concejales abandonaron la sala del Concejo la Ley se aprobó. Entonces, es muy importante demostrar y recalcar que para políticas de género, las mujeres que estamos ocupando espacios públicos estamos comprometidas, independientemente de la sigla política a la que pertenezcamos.


Ciudadanía : Evidentemente fue un momento muy emotivo el día de la promulgación de la ley, se vio la unidad de las mujeres y la presencia de instituciones como la Red Contra la Violencia a la Mujer, IFFI, Ciudadanía, la Oficina Jurídica, quienes trabajaron constantemente con el apoyo de We Effect, ONU Mujeres y el PNUD.