Por: PNUD
29 Agosto 2019
Antonieta Ávalos Salas   Estudiante Avanzada de la Escuela de Geografía de la Universidad de Costa Rica y madrina del Rally.

 

Hace algunos siglos atrás era inimaginable ver a una mujer en las aulas, trabajando o simplemente haciendo una tarea que la sociedad  imponía como no “apta” para ella, sin embargo, a lo largo del tiempo las mujeres desde espacios muy concretos en su cotidianidad fueron luchando por la igualdad, luchas que se fueron haciendo políticas a partir del 8 de marzo de 1908 por la clase trabajadora femenina hasta que en 1945 se firma el primer acuerdo internacional de igualdad entre hombres y mujeres, inclusive hasta la actualidad estas luchas por la igualdad de oportunidades se han extendido en diversos espacios para promover la participación de las mujeres, puesto que es la base para vivir en prosperidad y equidad. 

¿Se imaginan a un grupo de mujeres jóvenes empoderando por medio del uso de herramientas geoespaciales a otras mujeres? Esto sucedió el pasado 10 al 13 de julio en el I Rally de tecnología geoespacial para mujeres jóvenes de acueductos comunales rurales, en donde se reunieron en el Recinto de Liberia de la Universidad de Costa Rica 30 mujeres jóvenes de contextos muy diferentes pero con un mismo objetivo: construir un espacio de empoderamiento, poder sobre ellas mismas, a través del deseo de aprender una de la otra. El fin, es que ellas contaran con las herramientas necesarias para buscar soluciones innovadoras a las principales problemáticas presentes en sus ASADAS del Territorio Norte-Norte y Chorotega de Costa Rica. Esto fue un proceso de identificación desde el primer día por medio de charlas donde se brindaron insumos teóricos presentes en sus distintos contextos y a su vez el uso de las herramientas para la recolección, procesamiento y manejo de la información necesaria con el fin de dar una solución a las diferentes situaciones importantes a tratar. 

Primer día: primer acercamiento y gran emoción.  En el ambiente se podía sentir ansias por parte de las participantes sobre lo que pasaría durante el evento, por lo cual, las organizadoras realizaron una dinámica rompe hielo y posteriormente se impartió una charla de empoderamiento de las mujeres a cargo de Rafaella Sánchez-Mora del PNUD, se habló sobre las realidades y violencia en contra de las mujeres que suceden en nuestra sociedad pero que son invisibilizadas y normalizadas.  

La Escuela de Geografía contó con docentes en las áreas de interés según las temáticas del Rally. Lisbeth Álvarez inició hablando sobre Gestión del Riesgo de Desastres, con una charla participativa y dinámica de conceptos básicos y se logró que las participantes identificarán los principales riesgos de acuerdo a su contexto. Pascal Girot expuso sobre cambio climático, las participantes hicieron muchas preguntas sobre ¿qué pasará en algunos años?, ¿cómo se involucran las grandes empresas y gobiernos para reducir la problemática?, así como sus deseos de combatir y aportar desde sus realidades por medio de todas las acciones posibles en sus vidas cotidianas, comunidad y ASADAS. 

La tarde inició con el uso de la primera aplicación Google My Maps para que cada integrante de la actividad se familiarizara dibujando desde su móvil, posteriormente se realizó un levantamiento de puntos GPS de infraestructuras por medio de Mobile Topographer en donde las participantes empezaron a enlazar las herramientas con las verdaderas necesidades en sus ASADAS, y así intentar buscar posibles soluciones por medio de ideas innovadoras a partir del levantamiento de puntos.  El día culminó con un vuelo de drone en donde se les dió la posibilidad a las participantes de poderlo manejar por unos minutos, lo cual generó mucha emoción, dado que, muchas de estas jamás habían visto o manejado uno. 

Segundo día: absorción de conocimiento. Se inició con una charla de Recursos Hídricos impartida por docente Alicia Correra, en donde se realizó una prueba con ayuda de algunas de las integrantes para medir la calidad del agua, generando conciencia sobre los monitoreos participativos y el correcto manejo de los recursos hídricos. Seguidamente Edgar Espinoza abarcó el tema de Gestión Ambiental, incentivando a las participantes a una gestión ambiental más efectiva en sus comunidades a través de la identificación de los servicios ecosistémicos y su relación con el bienestar, lo que conlleva a la identificación de las principales problemáticas de sus comunidades.

En cada una de las charlas y dinámicas se observó a las participantes con mayor empoderamiento través del intercambio y complemento de conocimientos que se generó, no solamente con cada actividad, sino también con la visibilización de sus realidades en cada comunidad, creando una autovaloración de sus potenciales y capacidades como mujeres encargadas de administrar importantes asuntos dentro de las ASADAS, para construir el principal objetivo: las verdaderas problemáticas que enfrentan  en sus oficios. 

Las integrantes trabajaron con el resto de las herramientas de información geográfica. Se dividió el número de participantes en dos grupos para el uso de Kobo Collect y Google My Maps. Aquí está la respuesta a la pregunta inicial, ¿pueden imaginar mujeres jóvenes enseñando sobre tecnología a otras jóvenes ansiosas en aprender? Esto sucedió ese día, aquí el papel de las madrinas fue fundamental, dado que, en cada grupo una se encargaba de enseñar el uso de la herramienta, mientras que otras dos madrinas apoyaban al grupo cuando tuvieran alguna dificultad, esto ayudó a agilizar el trabajo para que todas las participantes llegaran a un mismo nivel de comprensión de la herramienta y que las mismas se sintieran orgullosas de sus habilidades y nuevos conocimientos adquiridos. 

Tercer día: prototipado. La docente María José Molina instruyó sobre canvas, por medio del desarrollo y ejecución de una propuesta de valor y así lograr centrar la problemática de acuerdo a las necesidades de cada ASADA. Después de que las participantes contarán con toda la información recibida en los días anteriores y el manejo de las herramientas, estas definieron sus problemáticas a través de canvas y posteriormente se inició a prototipar por medio de las herramientas de información geográfica, en donde cada uno de los grupos desarrolló una aplicación móvil, utilizando las herramientas en conjunto para la recopilación de información y manejo de datos, de acuerdo a cada una de las problemáticas de su ASADA. 


Cuarto día: presentación final. El cambio en cuatros días fue increíble, en donde se pasó de ver a mujeres un poco tímidas y con ansias de aprender, a observar mujeres empoderadas, con una problemática clara y con una solución en mano. Para esto se realizó una exposición ante jueces y juezas de la academia, el sector privado, el AYA y el PNUD.

Mujeres de distintas zonas trabajaron arduamente en las problemáticas, eran sus deseos de ayudar a las ASADAS y comunidades. Las jóvenes fueron capaces de mezclar los conocimientos adquiridos en el Rally con las verdaderas situaciones que viven a diario, lo cual, dio grandes frutos en la presentación de pequeños proyectos innovadores y muy poderosos, listos para la ejecución. Así se cambia la realidad de las mujeres y ellas son el futuro para todas. Gracias al PNUD y el AYA por hacer este I Rally posible.