Cualquier plan de desarrollo tiene el potencial de aumentar, mantener o disminuir los riesgos de desastres y las desigualdades sociales que generan vulnerabilidad. Por eso es imprescindible incluir en las políticas y planes de gestión de riesgo el enfoque de género, para atender las distintas vulnerabilidades a que se exponen mujeres y hombres debido a su condición de género. Ver Infografía