11 Noviembre 2015

 

ENGLISH VERSION

 

Haití está inmerso en un intenso, largo y complejo proceso electoral. Tras la primera ronda de elecciones legislativas del 9 de agosto, se celebraron la segunda ronda de legislativas, las elecciones municipales y la primera ronda de las presidenciales el pasado 25 de octubre. La segunda posible ronda de elecciones presidenciales y locales se celebrarán el 27 de diciembre.

Los resultados de las elecciones de octubre se harán públicos en unos días. A pesar de esto, las elecciones de agosto marcan dos tendencias preocupantes. Por un lado, la baja participación del electorado (sólo un 18% votó) por diversas razones (violencia, desconfianza, desinformación, problemas de acceso a los centros de voto, etc.). Por el otro, el incumplimiento de la cuota del 30% de representación femenina entre las candidaturas estipuladas en el Decreto Electoral, es decir que 2,232 de las candidaturas tendrían que haber sido femeninas. Según los datos, en la primera ronda de elecciones sólo llegaban al 9% de candidatas y tan sólo había un 8% de candidatas a la presidencia para las elecciones del 25 de octubre. Pero gracias a la cuota, sin embargo, en las posiciones municipales representan, por lo menos, una tercera parte del total.

Queda un largo camino por recorrer para asegurar la paridad política en Haití.

El PNUD impulsa una estrategia de género y la participación de las mujeres en las elecciones

Bajo el proyecto "Apoyo al ciclo electoral en Haití" se ha querido reforzar las capacidades de las instituciones vinculadas a las elecciones para asegurar que los procesos presidencial, legislativo, municipal y local sigan unas pautas organizadas y acordes al calendario electoral anunciado por el Consejo Electoral Provisional (CEP), para que dichas elecciones se desarrollen de manera libre, transparente e inclusiva.

Esta iniciativa desarrolló una estrategia transversal de género que se ha traducido en acciones específicas en los diferentes componentes del proyecto. Veamos algunas de ellas. El proyecto ha promovido la incorporación de más mujeres en las formaciones de personal del órgano electoral, representando el 30% de los 3,858 supervisores y del 41,500 personal electoral formado. También la campaña de información, concienciación y educación cívica para promover la participación activa de los votantes, tuvo un foco especial hacia las mujeres y las personas jóvenes. En esta campaña, se desarrollaron más de 20.000 spots de radio y 3.000 de televisión, donde uno de los 7 temas era motivar la participación política de las mujeres.

Durante el periodo previo a las elecciones del 25 de octubre, el PNUD en colaboración con la CEP, ONU Mujeres, UNESCO y MINUSTAH, impulsó una serie de cursos titulados "Mujeres y elecciones" y "Jóvenes y elecciones" para representantes de organizaciones de mujeres y jóvenes líderes de la comunidad con el objetivo de capacitarlas para convertirlas en educadoras cívicas y formar, al mismo tiempo, a representantes de otras instituciones de mujeres, y de ese modo, actuar como vectores de la sociedad civil e incitar a otras mujeres y mujeres jóvenes a participar en los procesos electorales. Hasta la fecha, se han formado a 268 representantes de asociaciones de mujeres y 745 líderes jóvenes.

Otro ejemplo de su trabajo es el apoyo la incorporación del enfoque de género en el proceso electoral con el desarrollo de herramientas para recoger información desagregada, por ejemplo. Pese a que el proceso de recopilación de datos requerirá cierto tiempo de desarrollo, esta acción ayudará a la CEP a determinar la tasa de participación de mujeres votantes, por primera vez en Haití. También se ha desarrollado un manual para el órgano electoral sobre cómo aumentar la inclusión de mujeres, jóvenes y personas con discapacidad entre el personal electoral y favorecer la accesibilidad a los procedimientos de voto.

El PNUD, en colaboración con ONU Mujeres, el Ministerio de la Mujer y la CEP desarrollaron formaciones a 74 periodistas sobre cobertura electoral sensible y neutra en términos de género; lanzaron una campañas de sensibilización a votantes en 5 ciudades donde participaron más de 20,000 personas; se movilizaron 300 voluntarios (80% mujeres) representantes de organizaciones de 10 departamentos para sensibilizar a la población (con un alcance de 15,000 personas) y se apoyaron a 150 mujeres candidatas para fortalecer sus candidaturas.

También en colaboración con UNESCO, se realizaron actividades enfocadas a la promoción de la participación en las elecciones de los jóvenes y mujeres jóvenes y cultura de paz y no-violencia, en colaboración a un grupo de teatro "Les Rescapes" y un grupo de jóvenes, la Coalición Haitiana de Voluntarios (COHAIV): unos 20 grupos de teatro sobre participación y violencia electoral, han servido de motor de difusión, alcanzando unos 6.00 ciudadanos, tanto mujeres como hombres.

El proyecto también apoyó a la CEP en la elaboración de un memo en violencia contra las mujeres candidatas, que fue adoptado por la institución y ha sido sometido al Ministerio de Justicia para firma, y se espera sea difundido ampliamente para sensibilizar a las autoridades sobre esta grave situación.

Pese a todos los esfuerzos, y en espera de los resultados electorales, está claro que corregir esta brecha de representación política requiere un esfuerzo sistemático, continuo y de largo aliento en los años venideros.

 

ENGLISH VERSION 

 

Mas información PNUD-Haití (en francés)