22 Diciembre 2015


En el taller, la especialista de Género del PNUD Bárbara Auricchio remarcó la gran oportunidad que tienen los países para "lograr la igualdad entre los géneros y empoderar las mujeres y las niñas", cumpliendo con las 7 metas establecidas para el objetivo específico ODS 5, y la transversalización del enfoque de género en los otros 16 ODS que constan con metas e indicadores específicos de género.


De acuerdo al Informe de 2015 de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), las desigualdades de género y la discriminación contra las mujeres y las niñas pueden ralentizar el progreso en todas las otras áreas del desarrollo. La adopción de un enfoque holístico y más inclusivo, de acuerdo al principio "nadie se queda atrás", constituye por lo tanto un avance sustantivo respecto a las metas e indicadores de los ODM y una herramienta crucial para realizar todo el potencial humano y alcanzar el desarrollo sostenible. Asimismo, procesos inclusivos de consulta a nivel nacional y local, el alineamiento de los ODS con la agenda de desarrollo nacional y planes y políticas nacionales de género, así como la creación de presupuestos sensibles al género y la recolección de datos desagregados son algunos de los temas críticos que se tendrán que abordar en el proceso de localización de los ODS.

Más información: Agenda 2030