15 Marzo 2018
Nueva York, 15 de marzo de 2018 – En el momento en que cientos de mujeres de todo el mundo se reúnen en la Sede de las Naciones Unidas para evaluar la situación de las mujeres (Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer)—incluidos retos de violencia y su participación en la política—, la el Sistema de la ONU en Brasil destaca su "consternación" por el asesinato de la concejal de la ciudad de Río de Janeiro, Marielle Franco, en la noche del 14 de marzo.

"Ella fue una de las voces principales en defensa de los derechos humanos en la ciudad, (...) desarrollando una plataforma política relacionada con la lucha contra el racismo y las desigualdades de género y la eliminación de la violencia, especialmente en las comunidades más pobres de Río de Janeiro”, según la declaración.

"Marielle fue uno de los hitos en la renovación de la participación política de las mujeres, diferenciándose por la naturaleza progresiva de las cuestiones sociales en el contexto de la responsabilidad del poder legislativo local", afirma el sistema de la ONU en Brasil, expresando también su solidaridad con familiares y amigos de la concejal, así como de su conductor, también asesinado el 14 de marzo.

El sistema de la ONU en Brasil enfatiza su expectativa de "rigor en la investigación del caso y rápida elucidación de los hechos por parte de las autoridades, a la espera de la responsabilidad del autor del crimen".

Según cifras de la ONU de Brasil, cada 23 minutos muere un joven afrobrasileño en el país. En noviembre de 2017, el sistema de las Naciones Unidas en Brasil lanzó una campaña nacional #VidasNegras por la erradicación de la violencia contra jóvenes afrobrasileños, en apoyo al compromiso del país de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y no dejar nadie atrás.