Por PNUD REP. DOMINICANA

 

Desde 2015, ambas entidades venían realizando esfuerzos para encaminarse hacia las buenas prácticas laborales en relación a la generación de condiciones igualitarias entre hombres y mujeres, la conciliación de la vida personal y laboral, el trato digno y respetuoso, y la vida libre sin violencia.

 

“La clave ha sido brindar la propuesta de valor que proporciona un ambiente laboral flexible y propicia que la mujer lleve a cabo sus diversos roles, libre de obstáculos para el desarrollo integral de su liderazgo, permitiéndole alcanzar su máximo potencial”, según Martha Peralta, vicepresidenta senior de Gestión del Talento del Banco BHD León.

Un resultado del Sello que destaca el BHD León es la inclusión de mujeres en la alta gerencia y el Consejo de Administración con un aumento de 20% en el 2017, que antes de este proceso era de 13% en el 2015.



“Nosotros hemos ido creciendo con el Sello. La barrera más difícil de superar ha sido el lenguaje inclusivo, porque realmente implica un cambio en la cultura y en la mentalidad. Se ha trabajado con capacitaciones en las que definimos y aplicamos los lineamientos, desde la alta gerencia hacia abajo: en los discursos, las comunicaciones, las campañas y en general en todos los materiales, lo que ha permitido impactar y sensibilizar a todas las áreas de trabajo”, 
según Yamila Rico, segunda vicepresidenta de Bienestar y Comunicación Interna.

Mantener y aplicar las políticas de igualdad de género como lo ha venido haciendo el BHD León, con iniciativas y capacitaciones continuas, no solo impacta al personal interno, sino también a personas externas a la organización, expresó Brenda Cruceta, gerente de Bienestar del BHD León.

En el caso de Bepensa Dominicana, el lenguaje inclusivo fue clave en todo el proceso, tanto para la comunicación entre empleados/as como para informar sobre las vacantes, con una convocatoria clara e inclusiva que motivara a las mujeres a postularse en cualquier posición.

“Cuando nos enteramos del Sello Igualando RD nos pareció muy natural, ya que formamos parte de Grupo Bepensa de México, que también tiene muchos años certificada como empresa de equidad de género. Este proceso nos sirvió, entre otras cosas, para evaluar los diferentes perfiles de una empresa industrial como esta, en donde la mayoría de las posiciones en las áreas de ventas, producción y distribución son típicamente operadas por empleados masculinos y cuando comenzamos con el Sello, nos dimos cuenta de que una de las cosas más importantes era tener las condiciones para que esto pudiera cambiar”, relata Juan Amell, director de Asuntos Corporativos de Bepensa.

 

Asimismo Yaritza Castillo, ejecutiva de capacitación del Departamento de Desarrollo Humano de Bepensa considera que: “los resultados son palpables, a partir del Sello tenemos a una ejecutiva de rutas especiales; una auditora interna basada en riesgos; una controlista a nivel nacional; y una mercaderista. Cuatro mujeres están ocupando posiciones que tradicionalmente solo las ocupaban los hombres con todas sus implicaciones: supervisar, organizar, entrar a los almacenes, levantar y mover productos. Además de que ya estamos preparando el entrenamiento de mujeres para manejar montacargas, y todo esto me llena de alegría y orgullo”.

 

 

Tanto para el BHD León como para Bepensa, lograr la certificación del Sello Igualando RD en la categoría Oro, ha significado un gran compromiso que se traduce en seguir dando pasos para sensibilizar, educar, mejorar y mantener la igualdad de género dentro y fuera de sus organizaciones.

FOOTNOTES: Texto: Carolina Acuña - PNUD RD. | Fotos: Armando Larrauri para PNUD R.D.

 

Fuente