PNUD Ecuador
18 Julio 2018
17 de mayo de 2018, Cuenca, Ecuador. La Segunda Sesión de Conferencias Plenarias de la IV Cumbre Iberoamericana de Género, que se desarrolla en Cuenca del 15 al 18 de mayo, tuvo como tema central la ‘Autonomía Económica para el Adelanto de las Mujeres y el Desarrollo’.

 

El objetivo de esta sesión fue revelar las deudas pendientes en los programas de desarrollo económico, relacionada al compromiso de velar por la igualdad entre mujeres y hombres en las oportunidades, en el acceso y control de los recursos y beneficios, y en los resultados. La relatoría y moderación de este espacio de reflexión colectiva estuvo a cargo de Luciana Mermet, representante residente adjunta del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) de la República Dominicana.

Mermet destacó cómo de manera sistemática se reproducen en la región las mismas brechas de género. “Hoy queremos analizar estas brechas y saber cómo podemos trabajarlas en conjunto,”, afirmó.

La plenaria compartió reflexiones acerca de los desafíos del desarrollo económico en clave de género, las iniciativas globales que se vienen promoviendo, y buenas prácticas realizadas en el contexto local.  Asimismo, se evidenció que el empoderamiento de las mujeres depende en gran medida de su autonomía económica, de la igualdad de oportunidades, la corresponsabilidad en el cuidado, la participación en la toma de decisiones y, sobre todo, en entender que el desarrollo económico local no puede permitirse no contar con la mitad del talento humano.

Nina Larrea, directora regional de la ONG ‘We Effect’ -América Latina destacó que para las mujeres la planificación familiar, la decisión de cuántos hijos se quiere tener es importante para poder empoderarse.

Por su parte, Izaskun Landaida Larizgoitia, directora del Instituto Vasco de la Mujer ‘Emakunde’ de España, indicó que “la igualdad es un reto social compartido. Es una meta que se logrará si es que cada quién realiza un cambio desde donde está”. En relación con esta corresponsabilidad añadió como ejemplo que "las empresas comprometidas con la igualdad están comprometidas con la calidad de empresa en sí".

La asesora de Género del Ministerio de Trabajo y Previsión Social de Guatemala, Griselda Pocop, señaló que los cambios a nivel político respecto a la mujer han generado que exista específicamente una Unidad de Género, y destacó que actualmente en su país se cuenta con un proceso de formalización y capacitación para mujeres trabajadoras.

 

Sara  Elena Romero  y Arlin Durán compartieron emotivamente  las experiencias  desde sus respectivas  asociaciones, Supérate y Mujeres con Éxito, de cómo mujeres valientes han logrado salir de la violencia mediante emprendimientos exitosos que han fortalecido sus capacidades, autoestima y finalmente su bienestar y de sus familias.


Finalmente, la presidenta de la Asociación de Concejalas de Bolivia (ACOBOL),Isabel Guzmán Ríos de Vaca, habló sobre la construcción de nuevas leyes para que la mujer pueda ser incluida en la política. “Todavía no hemos tenido a una gobernadora en Bolivia, señaló”.

 

Experiencia Supérate, Colombia, Sara Elena Romero