Por PNUD El Salvador
03 Enero 2019
Empresas del sector público y privado fueron reconocidas con el nivel I del Sello de Igualdad de Género IGUAL-ES, una certificación que promueve la equidad laboral entre hombres y mujeres, promovida por el Ministerio de Trabajo y Previsión Social, el Ministerio de Economía (MINEC) y el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU), con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.


El reconocimiento fue recibido por cuatro entidades del sector energía, banca, textiles y propiedad intelectual, que han formalizado sus compromisos para el logro de la igualdad de género en los lugares de trabajo; se han capacitado en la operación del ciclo del sello -Planificar, Hacer, Verificar y Actuar; han establecido sus comités de igualdad de género y han avanzado en la elaboración de diagnósticos de género, políticas y planes.


En El Salvador, El Programa de Certificación “Sello IGUAL-ES” ofrece la posibilidad de que las empresas e instituciones adopten de manera voluntaria la certificación del sello y avancen en la construcción de igualdad de oportunidades para hombres y mujeres en el mercado laboral, permitiendo que empresas y Estado, de manera conjunta, obtengan un mercado laboral libre de brechas de género, creando condiciones para mejorar la productividad del personal, favoreciendo la innovación, fortaleciendo el talento humano y garantizando la reducción o eliminación de diferencias basadas en el género.

“El Sello IGUAL-ES es una oportunidad para que las empresas tengan la capacidad conceptual, de gestión técnica y operacional de construir cambios y transformaciones culturales que les permitan, juntamente con el Estado, aportar a un mercado laboral libre de discriminación, fomentando el trato justo y el trabajo decente y digno”, enfatizó el Representante Residente Auxiliar del PNUD, Rafael Pleitez.

El Programa de Certificación en Igualdad de Género para empresas privadas es una iniciativa promovida por el PNUD en América Latina, desde hace más de 15 años. Involucra a los gobiernos y al sector privado para lograr el establecimiento de estándares que promuevan la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Desde el año 2016, esta iniciativa ha comenzado a expandirse en los distintos continentes y ha comenzado a involucrar a sindicatos también, alcanzando en la actualidad a distintos países a nivel global.

Las ocho esferas en las que las empresas trabajan para obtener el sello son: Reclutamiento y selección de personal; igual salario por igual trabajo; entrenamiento y capacitaciones; desarrollo profesional y promoción; ambiente laboral, calidad de vida y salud; balance de la vida laboral, personal y familiar con corresponsabilidad social; prevención y atención del acoso laboral y sexual en el lugar de trabajo y comunicación empresarial no sexista y lenguaje incluyente.

“Como ISDEMU estamos convencidas de que el impulso a este tipo de políticas públicas en el ámbito empresarial público y privado es importante porque es en el mercado laboral en donde persisten amplias asimetrías en las oportunidades a las que pueden acceder las mujeres”, enfatizó la Directora de esa entidad, Yanira Argueta. “Las empresas son un importante espacio para promover una sociedad más justa y respetuosa de los derechos humanos de las mujeres”, añadió.

Durante la entrega de reconocimientos a las empresas, también se graduaron 35 personas como miembros de los comités de igualdad de género de estas instituciones.

“La OIT expresa que el trabajo decente resume las aspiraciones de la gente durante su vida laboral. Significa contar con oportunidades de un trabajo que sea productivo y que produzca un ingreso digno, seguridad en el lugar de trabajo y protección social para las familia; mejores perspectivas de desarrollo personal e integración a la sociedad; libertad para que la gente exprese sus opiniones, organización y participación en las decisiones que afectan sus vidas; e igualdad de oportunidad y trato para todas las mujeres y hombres”, concluyó la Ministra de Trabajo, Sandra Guevara.

Fuente