Por PNUD El Salvador
11 Enero 2019

El Gobierno de El Salvador y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) organizaron el “I Congreso Regional sobre Mujeres en Contextos Migratorios”, con el objetivo de abrir un espacio para el análisis de los procesos migratorios desde una perspectiva de género e identificar propuestas para abordar las condiciones particulares que enfrentan las mujeres migrantes, desde las políticas públicas. El evento se realizó del 18 al 20 de diciembre en San Salvador y se enmarcó en el seguimiento de los compromisos de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM).


La CRM fue establecida hace dos décadas, como un espacio de concertación e incidencia en torno a la dinámica migratoria de once países de Norte y Centroamérica y de El Caribe. En 2017, bajo la Presidencia Pro-Témpore de El Salvador, se aprobaron lineamientos de trabajo para la atención y protección de las mujeres migrantes; estos incluyeron la generación espacios de reflexión orientados a que los países miembros enriquezcan sus conocimientos sobre la temática.

En el Congreso participaron funcionarias y funcionarios de los Estados Miembros de la CRM, representantes de entidades que conforman la Red Regional de Organizaciones Civiles sobre Migración (RRCOM) y los Organismos Observadores de la CRM. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) participó en calidad de Organismo Observador Externo, rol que ejerce desde 2017.

En el evento se desarrollaron mesas de trabajo, paneles y coloquios sobre las temáticas de mujer y trabajo, datos con enfoque de género, mujeres y el pacto global de migración, niñez y adolescencia migrante, violencia contra las mujeres y Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“Para el PNUD, los procesos de migración están estrechamente vinculados con el Desarrollo Humano. Compartimos la visión de la CRM de que este es un tema de alta prioridad si queremos avanzar hacia el logro de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, enfatizó la Representante Residente a.i. del PNUD en El Salvador, Mónica Merino.

La señora Merino participó en la inauguración del Congreso, acompañando a la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín; al jefe de misión de la OIM, Jorge Peraza; y a la Embajadora de Guatemala, Mariella Vélez de García, país que actualmentetiene la Presidencia Pro-Témpore de la CRM.

En su intervención, la viceministra Magarín enfatizó la importancia de trabajar en la creación de políticas públicas que atiendan de forma efectiva las condiciones diferenciadas que viven las personas migrantes, especialmente la vulnerabilidad en que se encuentran las mujeres. “Y es que su bienestar no está determinado tanto por factores biológicos sino por factores sociales, políticos y económicos”, enfatizó.

En ese sentido, la Representante del PNUD remarcó que la desigualdad de género incide en las migraciones: la discriminación, la dependencia económica, el rol vinculado a la reunificación familiar y la violencia de género impulsan a un número creciente de mujeres a emigrar. “Las mujeres enfrentan desafíos más complejos y requieren respuestas diferenciadas en todo el ciclo migratorio”, reiteró.

Asimismo, señaló que el PNUD, en coordinación con OIM y otras agencias del Sistema de las Naciones Unidas, continuará trabajando junto a los gobiernos en el marco de los recién aprobados Pactos Globales sobre Migración y sobre Refugio.

Específicamente enfatizó que el PNUD buscará aportar en la mejor comprensión de las causas estructurales que obligan a las personas a abandonar su país de origen; contribuir a fortalecer el conocimiento sobre la migración de mujeres con datos y evidencia; y ser aliado para integrar asuntos de migración en los planes de desarrollo a nivel nacional y local.

 

https://pga.uimunicipalistas.org/catalogo/410