PNUD Colombia
14 Enero 2019

Marianella Sandoval vive en Cecilia, una pequeña población a orillas del río San Jorge. En su rostro se refleja el sol y el trabajo duro que requiere esta tierra. Sólo tiene 30 años pero son suficientes para aprender todo lo que la vida y la Mojana tienen que enseñarle.

14 01

Marianella Sandoval en su casa.

 

La Mojana es una región en el caribe colombiano que se inunda en el invierno y se seca en el verano.

Asi ha sido siempre, pero el cambio climático hace estos eventos más extremos. La dureza de este clima y los retos para vivir en Cecilia han moldeado el carácter de Marianella.

En esta región, la mayoría de sus pobladores están bajo la línea de pobreza, eso quiere decir que viven con menos de USD1.5 dólares diarios, que apenas alcanza para la comida. Por eso cultivar todo el año era un sueño de Marianella y 20 familias en Cecilia.

“Aqui vivimos tres, mi esposo, un hijo y mi persona, a este lado del caño sólo vivimos tres familas. Anteriormente viviamos con mucha necesidad porque aquí se vivía de la pesca y de la agricultura, pero con los cambios de clima, en la inundación el agua se llevaba los cultivos y en la sequía ya no había pescado ni agua para cultivar, muchas veces no teníamos que comer”, cuenta Marianella.
14 01 2      Cecilia es una pequeña población sobre el río San Jorge.
Hace tres años Marianella vio cómo la vida de su comunidad empezaba a cambiar. Por fin llegó a este recondito lugar de la Mojana a solución a muchos de sus problemas. El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia está trabajando con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD- para la “Reducción de riesgos y vulnerabilidad al cambio climático en la región de La Depresión Momposina”.

El proyecto busca proteger a las comunidades y ecosistemas de las inundaciones y sequías asociadas con el cambio climático y la variabilidad climática, y ha dado grandes pasos para promover sistemas productivos adaptados al clima que le permitan a los campesinos tener comida e ingresos todo el año.
14 7
14 03

       Huerta colectiva con sistema de riego y una bella berenjena que se esconde del sol.

 

Hicimos una huerta colectiva. Aprendimos que en la sequía se puede sembrar, antes no lo hacíamos porque creíamos que la tierra no producía nada pero ahora sabemos que con sistemas de riego como el goteo, que hacemos con las botellas recicladas y los biopreparados, podemos controlar las plagas y mantener fresccos nuestros cultivos”. Marianella Sandoval.
“Hoy tenemos el pancoger y nos sirve para alimentarnos. Lo que nos sobra lo vendemos para comprar otras cosas como el arroz que no es de esta temporada”, afirma Marianella.
14
                                                                                                                                                                                                 Sistema de riego por goteo usando botellas plásticas.

Pescado para todo el año

El río San Jorge que pasa por el frente de Cecilia ha sido fuente de alimentos para estas comunidades desde hace cientos de años. Pero ahora, en el verano el agua se evapora, dejando sólo un charco de barro donde mueren los peces. La proteína de estas familias se evaporó con el río.

Otra de las medidas implementadas con apoyo del PNUD fue la construcción de estanques piscícolas para garantizar la proteína de estas familias.
14 04Estanques piscícolas en Cecilia.
“Estos estanques no sirven mucho. Cuando el proyecto no esté, los seguiremos manteniendo porque nos cambiaron la vida. Nos han capacitado para saber cuántos pescados podemos echar y qué comen, y a llevar el presupuesto. Ya manejamos todo y podemos seguir adelante”, afirma Marianella, con la mirada sobre los estanques.

Las huertas y los estanques permiten que Marianella y 1.987 familias de la Mojana tengan una gran diversidad de alimentos todo al año, comida saludable cultivada de manera orgánica y pescado para acompañar la yuca y el ñame. Con estas medidas las familias no sólo protegen su alimento sino su rica cultura gastronómica llena de colores y sabores de la Mojana.

14 05

Mojarra frita de los estanques, un plato sabroso en la sequía.

 

“Ahora tengo lo que siempre soñé, como promotora de mi comunidad le puedo enseñar a los otros lo que he aprendido y eso es un goce, una alegría. Con eso ponemos en práctica cosas que nos hacen vivir mejor. Hortalizas, pescados, y trabajo comunitario es lo que tenemos ahora, en la sequía o en la inundación, pero sobre todo ganas de salir adelante y no rendirse nunca”. Marianella Sandoval.

 

14 01 8

Marianella orgullosa del estanque donde trabaja con su comunidad.

 

Este proyecto busca territorios más sostenibles y adaptados al clima en Colombia, el segundo país con mayor vulnerabilidad al cambio climático. Esta Iniciativa es el aporte concreto desde el campo al cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible planteados como el plan de todos para transformar el mundo con base en experiencias locales.