POR: PNUD ARGENTINA
20 Agosto 2019
Las mujeres jóvenes en Argentina acceden a educación primaria, secundaria y universitaria, y participan activamente en el mercado de trabajo. Muchas de ellas tienen la posibilidad de ejercer sus derechos sexuales y reproductivos, elegir si quieren tener hijos o no, cuántos tener y en qué momentos de sus vidas.

Sin embargo, cada año en el país muchas mujeres jóvenes mueren en manos de sus novios, maridos, parejas o ex parejas, y un alto porcentaje manifiesta sufrir violencia de género. Además, anualmente nacen 11 mil niños/as cuyas madres son menores de 20 años, y 7 de cada 10 madres adolescentes (de entre 15 y 19 años) reportan que ese embarazo no fue intencional. 

Frente a esta realidad, desde PNUD Argentina se trabaja con diversos actores, impulsando iniciativas para poder contribuir al avance de los derechos humanos de las mujeres y hombres jóvenes.

Reflexionar sobre nuevas masculinidades para evitar noviazgos violentos

En alianza con la organización Trama y la Campaña del Lazo Blanco: Hombres comprometidos con el fin de la violencia hacia las mujeres de Argentina, PNUD lanzó la publicación “Masculinidades plurales. Reflexionar en clave de géneros”, que invita a reflexionar sobre lo que significa vivir sin discriminaciones, con equidad y en igualdad, impulsando transformaciones entre los roles y estereotipos de género tradicionales que contradicen los valores de igualdad de derechos y posibilidades entre mujeres y hombres. 

A partir de conceptos teóricos expresados en forma sencilla, y ejercicios prácticos para desarrollar en talleres, esta guía se basa en la premisa de que las relaciones entre los géneros (incluidas las violentas) son el resultado de una historia cultural, y la única forma de cambiarla es promoviendo nuevos valores basados en los principios de igualdad y equidad, que deben ser compartidos tanto por varones como por mujeres. 

Contribuir a la reducción del embarazo no intencional en la adolescencia

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en Argentina apoya el Plan Nacional de Prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia (ENIA), orientado a garantizar los derechos sexuales y reproductivos de los y las adolescentes y así garantizarles una sexualidad plena, libre y responsable.


Se sabe que el embarazo no intencional en la adolescencia puede tener consecuencias negativas en el desarrollo individual, familiar y social de las adolescentes: genera deserción escolar, dificultades de acceso al trabajo y aislamiento. 

El objetivo de este Plan es abordar el tema de manera integral. Informando, educando y acompañando a los y las adolescentes para que cada uno pueda elegir y planificar si desea la maternidad o la paternidad, cómo y cuándo. Esta iniciativa se apoya en tres pilares, el acceso a información y a la educación sexual integral, el acceso a la salud y a la contención a través de consejerías, y finalmente, el acceso efectivo a métodos de anticoncepción gratuita.

El Plan ya se está implementando en las 12 provincias del país donde la tasa de embarazo no intencional adolescente es más alta. Allí se capacita a asesores, consejeros, docentes y personal de salud para llevarlo adelante. 

Argentina debate la #LeyDeObstétricas

Como parte del compromiso de PNUD con el bienestar y la salud de las personas sin distinción alguna, consagrado en el ODS 3 y en el ODS 5 y en el marco de la Estrategia Nacional para Adolescentes y Jóvenes en situación de vulnerabilidad -uno de los 100 objetivos prioritarios de gestión en Argentina-, esta agencia de las Naciones Unidas acompaña a los gobiernos y apoya a expertos/as en salud y a la sociedad civil en la consecución de más y mejores derechos. 

Recientemente acompañó las iniciativas tendientes a promover ley de “Ejercicio Profesional de la licenciatura en obstetricia” en el país, una legislación que regule la labor profesional de las y los licenciados en obstetricia como agentes estratégicos del sistema de salud, una pieza fundamental del plan ENIA, que ya fue aprobada por amplia mayoría en la Cámara de Diputados de la Nación. 

Según los/as especialistas, la aprobación de esta ley será un hito en la salud sexual y reproductiva en Argentina, ya que las obstétricas tanto por su formación técnica como por su experiencia laboral, poseen las capacidades para abordar la salud integral de manera continua, acompañar y asesorar a mujeres y jóvenes y, también, salvar vidas.