07 Febrero 2020
Por: PNUD Perú

Temática 2 Violencia y seguridad ciudadana

Todas las comisarías en el Perú reciben denuncias sobre violencia contra la mujer. Año a año se incrementa el número de estas denuncias, así como la cantidad de medidas de protección dictadas a favor de las mujeres agredidas; pero más allá de la denuncia y de la cantidad de medidas de protección, es necesario reflexionar sobre los factores que influyen para que las víctimas continúen o no con los procesos de protección y sanción.

Según un informe de la Defensoría del Pueblo, las comisarías no cuentan con suficiente información sobre los procesos de protección y la mitad de los jueces consideran no estar en la capacidad de otorgar medidas de protección dentro de los plazos. Todos estos datos evidencian que urge proponer acciones innovadoras para mejorar la atención, protección e información a las víctimas, de acuerdo con sus necesidades.  

Por ello, el PNUD integra los esfuerzos del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, el Poder Judicial y la Policía Nacional del Perú a través del proyecto Acceso a la Justicia para las Mujeres.

En los seis meses que duró esta iniciativa, se alcanzaron tres logros: el fortalecimiento de las capacidades de los operadores de justicia para mejorar la atención, la elaboración de instrumentos para mejorar las medidas de protección, y la creación de productos comunicacionales y de investigación para una mejor información.

Para lograr esto, se trabajó de manera integrada en actividades académicas, se actualizó la Ficha de Valoración de Riesgo en Mujeres Víctimas de Violencia de Pareja  y se propusieron los lineamientos para las instituciones encargadas de la prevención.

Además, se elaboró el protocolo del nuevo modelo “Justicia itinerante”, iniciado por el distrito judicial de Ventanilla, que propone una justicia que se movilice hacia las comisarías para ofrecer atención y protección a la víctima, priorizando sus necesidades.

A esto se suma, la publicación del libro Violencias contra las mujeres: la necesidad de un doble plural en alianza con Grade y la creación del kit de comunicaciones “No estás sola ” para el trabajo de promoción de los Centros Emergencia Mujer, que incluye cartillas, rotafolios, video animación, infografías y spots de radio.

La denuncia es solo el primer paso en la ruta de acceso a la justicia y protección frente a la violencia machista. Las acciones y herramientas de esta iniciativa inciden en la mejora de la ruta a tres niveles, que ponen en el centro a la víctima: atención sin estereotipos empática; protección efectiva con medidas adecuadas a las necesidades; e información pertinente sobre derechos y procesos. Todos estos factores son clave para reducir las brechas en el acceso a la justicia para las mujeres.

Teniendo en cuenta que las mujeres en el Perú son casi el 50% de la población (49.9%), esperamos que, a través de estas acciones emprendidas, se siga mejorando la atención a mujeres víctimas de violencia, para que la mitad de nuestra población no se quede atrás.

 

 

Fuente:https://www.pe.undp.org/content/peru/es/home/presscenter/articles/2020/acceso-a-la-justicia-para-las-mujeres--mas-alla-de-la-denuncia-.html

Temática -violencia contra las mujeres y las niñas