02 Junio 2020
Por: PNUD Costa Rica

Temática 2 Medio ambiente y cambio climatico
Temática 2 Medio ambiente y cambio climatico

Yendry Sandoval Arias nos muestra la importancia del relevo generacional y de la participación de las mujeres en el uso de la innovación para afrontar los impactos del cambio climático en el recurso hídrico de su comunidad y su país.

 

¿Nombre? ¿Edad? ¿Lugar de residencia? Estas son preguntas usuales de una encuesta, pero en la Asociación de Acueductos Rurales (ASADA) de San Rafael de Guatuso, en la zona norte del país, esta información se llena con datos de… ¡árboles!  

 

Recientemente un grupo de mujeres jóvenes de ese cantón desarrolló una aplicación para recolectar datos importantes de los árboles que se siembran: su especie, el día de su siembra, su ubicación exacta, y quién (persona o institución) le dará mantenimiento y monitoreo a lo largo de su vida. Es como un acta de nacimiento que compromete a cuidar y proteger las especies recién plantadas y, en caso de que no sobrevivan, a sembrar nuevos árboles. 

 

cr 1

 

Yendri es la líder de esta valiosa iniciativa que se gestó en un rally tecnológico organizado por el Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) junto a la Escuela de Geografía de la Universidad de Costa Rica (UCR). La actividad se realizó en el marco del proyecto “Fortalecimiento de Acueductos Comunales” que el PNUD ejecuta en coordinación con el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) y con financiamiento del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF por sus siglas en inglés). Este proyecto busca fortalecer a las ASADAS de la zona norte de Costa Rica para hacer frente a los efectos del cambio climático.

 

 

El trabajo de Yendri es la atención al público en la ASADA de San Rafael de Guatuso, una de las más grandes y consolidadas de la zona, con capacidad para dar servicio a 2,300 hogares. Esta joven de 26 años, estudiante de la carrera de administración, es una apasionada por el tema del agua y su protección. Ella forma parte de una nueva generación que asume la enorme responsabilidad de llevar agua potable a zonas rurales y periurbanas del país, además de proteger y conservar las fuentes a fin de asegurar que las futuras generaciones también gocen del recurso hídrico, especialmente ante la crisis climática que es uno de los mayores desafíos de la humanidad cuyos efectos perjudiciales son mayores para las poblaciones más vulnerables y exacerba las desigualdades en todo el mundo. 

“Nuestro trabajo es hacerle llegar agua potable a las viviendas, pero también tenemos que preocuparnos por el entorno, para que el agua esté disponible”, afirma con total seriedad y compromiso. Estas virtudes la hicieron protagonista del mencionado rally tecnológico, uno de los esfuerzos del proyecto para promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en las ASADAS.

“Desde el inicio, este proyecto ha tenido en cuenta la perspectiva de género. Las mujeres no solo son usuarias sino que son parte activa de la prestación del servicio de los acueductos comunales; sin embargo su liderazgo suele ser relegado o poco visibilizado dentro de las Juntas Directivas y la Administración de las ASADAS”, explica Karen Araya, especialista de agua y saneamiento del PNUD, quién agrega que en el marco del proyecto se han hecho acciones afirmativas para la igualdad de género, como impulsar una mayor participación de las mujeres en la toma de decisiones en las ASADAS y el acceso a actividades no tradicionales, como capacitaciones en fontanería y el rally tecnológico.

 

cr 2

 

TECNOLOGÍA GEOESPACIAL PARA PROTEGER EL AGUA

En julio del 2019 este rally tecnológico unió a un grupo de mujeres dedicadas a la geografía -docentes, profesionales y estudiantes avanzadas-, con mujeres que trabajan en ASADAS para compartir conocimientos de tecnología geoespacial aplicadas al saneamiento, la gestión ambiental y la crisis climática.

En el equipo de trabajo de Yendri había estudiantes del Colegio Técnico Profesional (CTP) de Guatuso de donde además ella es egresada. 

“Al inicio no sabíamos nada sobre tecnologías geoespaciales, decíamos: ¿cómo se come esto?”, bromea. Pero de inmediato agrega: “en palabras simples, las tecnologías geoespaciales se refieren a ubicar geográficamente un punto”. Así, en poco tiempo surgieron las ideas de cómo sacarle provecho.

 

cr 3

 

cr 4 copy

 

La idea era proponer algo que le sirviera a las ASADAS para proteger el agua mediante soluciones verdes, y de ahí salió el proyecto que hoy lleva el nombre: “Somos verdes”, una aplicación enfocada en la reforestación. “A través de la tecnología hacemos un levantamiento de cada una de las especies sembradas que nos permita darle seguimiento a la sobrevivencia de los árboles, así como mapear el impacto y cobertura de los planes de reforestación”, explica Yendri.

La app funciona de manera muy sencilla mediante un link en el celular para hacer el levantamiento de la información de cada árbol. “La persona se para al lado del arbolito y registra en la aplicación la especie, la fecha en que se ingresa la información y, usando la aplicación My Maps (con GPS), determina la ubicación exacta”, explica Sofía Elizondo, estudiante de último año del CTP de Guatuso y quién realiza su pasantía en la ASADA, por lo que se ha convertido en la mano derecha de Yendri.

 

cr 5

 

“Estos árboles ya tienen como 4 años de sembrados, gracias a una alianza de la ASADA con el colegio, el cual apoya con el terreno y la labor de los estudiantes en proyectos de reforestación”, explica Yendri mientras caminamos por un espacio reforestado del colegio.

 

Toda la información sobre características y variables de cada árbol se recoge en un archivo de Excel. “Por ejemplo, podemos decir que acá se plantaron tantos árboles de sota caballo, una especie que se usa para evitar la erosión en los suelos. Es información importante para mejorar las condiciones de los suelos y de los recursos hídricos”, aclara Yendri.

Para Carlos Sequeira Orozco, administrador de la ASADA y jefe de Yendri, esta aplicación resulta muy útil porque les ayuda a ubicar los parches de bosque de las campañas de reforestación que han hecho y así monitorar su cobertura. “Tenemos bien identificadas las zonas que queremos reforestar, empezando por las riveras de los ríos, para lograr conectividad entre ecosistemas”, apunta. “Yendri ha sido la líder de este proyecto y desde la ASADAS le brindamos todo el apoyo que necesita. La herramienta permite además que la ASADA pueda coordinar actividades de protección con otras organizaciones que actúan también en ese ámbito.” agrega.

 

cr 6

 

cr 7

 

Por su parte, Jairo Serna Bonilla, especialista en servicios ecosistémicos y producción sostenible del PNUD, opina que la herramienta facilita el seguimiento a uno de los componentes más importantes en la “infraesctructura verde”: los árboles. “En una escuela, por ejemplo, se le dice al director, ‘Esto va a ser parte de la infraestructura, es un bien que va a prestar servicios de sombra, servicios de alimentación y otros intangibles como paisaje y espiritualidad… Necesitamos un acuerdo para saber si el colegio se compromete a cuidar esa infraestructura verde que además cuesta mucho menos mantener que la infraestructura gris’. Para quienes somos ‘padres’ o ‘madres’ de los arbolitos, esta herramienta es súper importante”, manifiesta.

La app fue implementada en la Escuela de Río Celeste, donde se hizo un taller con escolares y una siembra de árboles, los cuales están muy bien cuidados, según pudimos constatar. “Qué dicha, todos están creciendo. A esta especie hay que cuidarla de las hormigas”, le comenta Yendri al docente que nos acompaña.

 

cr 8

Recientemente también se utilizó la app en una siembra ubicada en una finca en la zona de Katira, donde se recogió la información de unos 270 árboles.

“Como herramienta tiene un tremendo poder. Cualquiera que tenga la oportunidad de sembrar un árbol podrá decir: este es mi árbol, el de mi familia y le vamos a dar un mantenimieto a perpetuidad”, agrega Serna.

 

CAMBIANDO PARADIGMAS

Yendri es una persona muy activa y trabajadora. Su trabajo en la ASADA, sus obligaciones universitarias y las labores en casa, la mantienen siempre muy ocupada, pero aun así no pierde el entusiasmo por compartir su conocimiento. Junto a sus compañeros de la ASADA, ha buscado maneras para llegar a otras personas y concientizar acerca de la importancia del cuido y ahorro del preciado líquido. Una de esas formas de llevar el mensaje es mediante la educación ambiental, impartiendo talleres a niños y niñas de escuelas con el programa “Amigos del agua”, con el que han llegado a 11 escuelas de Guatuso.

“Cuando hacemos talleres a veces preguntamos a los niños y niñas si saben de dónde viene el agua. ‘De ahí, del tubo’, contestan”. Yendry hace una pausa en su relato para que reflexionemos sobre lo que está diciendo y continúa: “Hacemos el esfuerzo de que cambien su mentalidad, que entiendan que el agua no es inagotable y que entre todos tenemos que cuidarla y preservarla”, apunta esta estudiante de administración de empresas.

 

cr 9

 

Además de su trabajo en acciones que mitiguen la crisis climática, esta joven se siente muy satisfecha del empoderamiento que ella y muchas otras mujeres han desarrollado en los últimos tiempos en las ASADAS, especialmente en este tipo de ambientes donde han predominado las figuras masculinas.

“Pienso que es enriquecedor el aporte que podemos dar las mujeres en todos los ámbitos. Empoderarnos es vital para que se de la igualdad y se pueda ver cada vez más los liderazgos femeninos. Esta es la manera en la que veo que se puede sensibilizar al mundo: demostrando con actos positivos y de beneficio para todas las personas, el impacto que podemos marcar como mujeres”, concluye.


Footnotes: Fotografías: Priscilla Mora // Historia: Gabriela Rodríguez // Edición de texto: Claudia Ortíz M., Gerardo Quirós Cuadra e Ingrid Hernández Sánchez / PNUD

 

Fuente:https://pnudcr.exposure.co/las-jovenes-que-enfrentan-la-crisis-climatica-con-innovacion

Temática -Cambio climatico y NDC