28 Mayo 2020
Por: PNUD


Aprovechar el enfrentamiento a la COVID-19 como una nueva oportunidad para avanzar en el desarrollo del país y frenar posibles retrocesos en el cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social 2030, es una meta común de cubanas y cubanos. Este propósito también contribuirá al alcance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la isla y está cada día más presente en el accionar de quienes laboran en la primera línea de respuesta a la pandemia, quienes lideran la toma de decisiones en las más diversas esferas, y quienes son parte de todos los sectores y la población. Todas las contribuciones, desde las comunidades y familias, demuestran la importancia del actuar con cooperación, disciplina, responsabilidad e innovaciones. Se han puesto a prueba las fortalezas y potencialidades nacionales y locales y se comparte el mismo desafío: promover y asegurar, de manera exponencial, el desarrollo y sostenibilidad de estos recursos.


Cual vértices de un triángulo de identidad recogido en la marca país, la mira está puesta en tres elementos de igual relevancia: una efectiva gestión de la respuesta a la COVID-19 (su prevención y atención integral a sus impactos, de forma inclusiva y participativa); la disminución de los impactos socioeconómicos, priorizando la equidad y la atención a grupos vulnerables; y el firme propósito de que las transformaciones y resultados que se alcancen en todas las áreas de la recuperación de los efectos de la pandemia, sean cualitativamente superiores a los que existían en Cuba antes de la llegada del SARS-COV2. En todo ello está presente la identificación y el vencimiento de problemáticas y aspectos desfavorecedores, de obstáculos y barreras que también necesitan ser sorteados a la mayor brevedad. 


Las buenas y mejores prácticas ya se analizan y documentan; se aplauden cual lecciones aprendidas del enfrentamiento a la COVID-19 y se sistematizan errores que también enseñan. Los reconocimientos no se hacen esperar; han estado presentes en la respuesta cubana a la pandemia, pues ellos estimulan, incentivan y dinamizan el alcance de mejores resultados.


Junto al reconocimiento al personal de la salud en la atención primaria, secundaria y terciaria, se celebra con orgullo el encomiable aporte realizado por mujeres y hombres de la ciencia cubana. En particular, los conocimientos que están facilitando la predicción de la enfermedad y la selección de métodos de actuar y de perfeccionar los protocolos; el aporte de la biotecnología, tanto con el anticuerpo monoclonal Anti CD6, del Centro de Inmunología Molecular, como el péptido CIGB 258, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología; y las importantes investigaciones relacionadas con la conformación de una escala de clasificación de pacientes graves para la toma de decisiones clínicas, o los servicios para la localización de personas enfermas. Todo ello permite, como se ha expresado por las autoridades nacionales, el perfeccionamiento para la reducción de riesgos y vulnerabilidades, ante esta y otras enfermedades.


También son reconocidas las innovaciones de quienes forman parte del sector privado (del llamado trabajo por cuenta propia) como, por ejemplo, la utilización de materiales reciclados o recortería para la construcción de máscaras protectoras para el personal de la salud; o la creación de equipos para una eficiente y efectiva desinfección de las manos en lugares de gran afluencia de personal.  

El acompañamiento y aportes del PNUD en Cuba, que hace parte de la arquitectura de la respuesta global del Sistema de las Naciones Unidas, ha sido también reconocido. 

 

El PNUD, mediante la reprogramación de recursos del Fondo Mundial  y la movilización de nuevos recursos, ha apoyado  el fortalecimiento de las capacidades del sistema nacional de salud en respuesta a la emergencia de la COVID-19, con la ampliación de las capacidades de diagnóstico de los laboratorios regionales de salud; el fortalecimiento de la infraestructura para el transporte de muestras realizadas para detectar la presencia del virus; y el reforzamiento de los medios que fortalecen el control de infecciones en centros de atención a pacientes y en laboratorios regionales. 


Junto al fortalecimiento de la capacidad de gestión de las autoridades del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), del Estado Mayor General de la Defensa Civil (EMNDC) y de los Consejos de Defensa priorizados durante el enfrentamiento a la pandemia, también sobresalen la continuidad y el fortalecimiento de servicios de VIH, mediante intervenciones para mitigar el impacto de la COVID-19 en el Programa Nacional. A la vez, proyectos en implementación con el acompañamiento del PNUD reprograman recursos y acciones de sus planes de trabajo para asegurar el apoyo a la protección del personal que participan en la implementación de proyectos de desarrollo y se mantiene laborando; incrementar la disponibilidad de alimentos producidos localmente y potenciar su incorporación a las cadenas de valor; así como la ampliación del alcance de la campaña de comunicación para promover conductas responsables y la activa participación comunitaria. Alianzas con la Unión Europea y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) han hecho posible esta rápida respuesta.


Es en este contexto, y en el marco del proyecto financiado por el Mecanismo de Respuesta Rápida del PNUD (Rapid Response Facility), que tiene lugar la iniciativa de comunicación e incidencia “Quédate en Casa, Quédate en Igualdad”. Su desarrollo tendrá lugar durante los próximos 6 meses y ha sido lanzada este 15 de Mayo, Día Internacional de la Familia, por la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), el Centro de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades (Prosalud) y el PNUD. 

COVID-19 desde los lentes de género: oportunidades para impactar en la igualdad 


Considerando que las normas sociales y los patrones culturales son factores determinantes de los impactos diferenciados de esta emergencia para hombres y mujeres, múltiples iniciativas han sido puestas en práctica en el país con el liderazgo de la Federación de Mujeres Cubanas o la alianza y activa participación de esta organización. En ellas se documentan las afectaciones de la COVID-19 a la diversidad de mujeres y hombres, niños y niñas y personas en condiciones de vulnerabilidad; se priorizan acciones género responsivas ante la recuperación socioeconómica garantizando la integración de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres; se incide en una mayor concientización sobre los vínculos clave entre, por ejemplo, “el nuevo coronavirus y los cuidados de personas que viven con VIH”, “la COVID-19 y las personas trans que practican sexo transacional” …; se destaca el protagonismo de las mujeres de la salud, de las organizaciones de masas, de las brigadas de trabajo social; y se continúa abonando el camino de la igualdad visibilizando a los hombres que promueven paternidades y roles productivos desde modelos no hegemónicos de la masculinidad. 


“Quédate en Casa, Quédate en Igualdad” es el sello que distingue la campaña y el Plan de Productos Comunicativos del Proyecto “Apoyo al gobierno de Cuba para la respuesta a la pandemia de la COVID-19”, del PNUD, MINSAP y la Defensa Civil. Su objetivo es, mediante la elaboración de materiales de comunicación sensibles a género, elevar la percepción de riesgo de la población, promover el cambio de comportamiento y reducir la propagación del nuevo coronavirus causante de la COVID-19, con énfasis en los territorios y grupos sociales más vulnerables, como las personas adultas mayores y las personas que sufren de alguna enfermedad crónica. El reconocimiento al liderazgo de las mujeres en el sector de salud y en la comunidad, la corresponsabilidad en el cuidado, y la prevención y atención a la violencia de género constituyen tres ejes transversales de los productos comunicativos. 


Postales e infografías para webs institucionales y redes sociales (Facebook, Twitter, grupos de Whatsapp, plataforma cubana de mensajería ToDus); videos /animaciones para TV, emisoras de radio y redes sociales; sueltos informativos y afiches para distribución impresa o digital; reportajes para TV y para prensa plana …constituyen los medios seleccionados para la producción de audiovisuales e impresos. 


El primer producto: un juego de postales, con 4 mensajes clave sobre género y COVID-19. Va dirigido a la familia, fundamentalmente, e incluye una versión digital y otra impresa. Trasmite los mensajes desde el reconocimiento: el “Premio Postal” que se entrega a una persona o la familia por su aporte al enfrentamiento a la COVID-19. 


El orden de las postales, de acuerdo a su contenido, es: PROMOVER el protagonismo, la respuesta multisectorial y de la diversidad de personas; PARTICIPAR en las tareas domésticas y del cuidado; PREVENIR ambientes hostiles y la violencia de género; PROTEGER a todas y todos los miembros. Su entrega escalonada (cada tres o cuatro días) resulta atractiva por el tema de la conformación del nasobuco, según se vayan recibiendo, además que anima a recibir la quinta postal premio, que resulta integradora. 


En la versión digital, si bien se estimula la cadena de entregas, en todos los casos se hace notar que solo sea enviada a aquella persona que se lo merece por su enfrentamiento a la COVID-19 y según la acción específica por la cual se recibe el Premio Postal. Hasta el momento ha despertado agradecimiento y satisfacción por haber recibido el reconocimiento y su publicación en el perfil de Facebook del PNUD muestra niveles de aceptación favorables. 


En la versión impresa, en el reverso, se adicionan textos de apoyo al tema abordado por la postal, comunicando resultados de la “Encuesta Nacional de Igualdad de Género”, la “Constitución de la República de Cuba”, y la “Nota Técnica: Los impactos económicos del covid-19 y las desigualdades de género. Recomendaciones y lineamientos de políticas públicas”.  Esta versión es entregada por las instituciones de salud y la FMC en las comunidades, aprovechando momentos clave de la comunidad: durante la pesquisa, colocándolas en las bolsas con alimentos que se entrega a grupos vulnerables, o a través de cualquier otro mecanismo de la comunidad que se considere, con énfasis en aquellas localidades en condiciones de mayor distanciamiento social. 


Adicionalmente, y con cierre en el verano, se ha lanzado el CONCURSO “Quédate en Casa, Quédate en Igualdad”; como apoyo al seguimiento de la recepción de los mensajes, la apropiación de la campaña y la promoción del activismo comunitario en el enfrentamiento a la COVID-19. 


Una segunda entrega de Premios Postales estará dirigida a profundizar en la corresponsabilidad en el cuidado, siendo la tercera y última serie la que ha sido destinada a abordar la violencia de género. 


Con estos lentes de género para la COVID-19 y concebido como otra oportunidad para impactar favorablemente en la igualdad, se comparten a continuación las cinco postales. Si sigues el boletín Genera, con seguridad también las mereces, por tu accionar en el enfrentamiento a esta pandemia y siempre a favor de la igualdad. 

 

 

c 1

c 2

c 3

 

c 4

 

c 5

 

c 6

c 7