02 Junio 2021
Por: PNUD El Salvador

Temática 2 Economía y trabajo
Temática 2 Economía y trabajo

De izquierda a derecha: Presidenta del ISBM, Silvia Canales; Representante Residente del PNUD, Georgiana Braga-Orillard; Morena Valdez, Ministra de Turismo y Eny Aguiñada Soto, Presidenta Instituto Salvadoreño de Turismo.

 

 El desarrollo de una oferta de servicios digitales inclusiva que apoye a las micro y pequeñas empresas, principalmente a aquellas dirigidas por mujeres, así como el desarrollo y adopción de servicios digitales de salud, es el propósito del proyecto “Digi-Chiquihuites”, que será implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en coordinación con el Ministerio de Turismo (MITUR), el Instituto Salvadoreño de Turismo (ISTU) y el Instituto de Bienestar Magisterial (ISBM).


Este proyecto, que también promoverá alianzas con diversos sectores, utilizará la creatividad colectiva para fomentar la digitalización inclusiva e impulsará la búsqueda e identificación de ideas novedosas, utilizando la metodología del Laboratorio de Aceleración del PNUD, que incluye la exploración, el mapeo de soluciones, la experimentación y el escalamiento o implementación de las iniciativas exitosas que resulten de este proceso.

En la primera junta  del proyecto participaron la Representante Residente del PNUD, Georgiana Braga-Orillard; la ministra de Turismo, Morena Valdéz; la presidenta del ISTU, Eny Aguiñada; la Directora Presidenta del ISBM, Silvia Canales; el Representante Residente Auxiliar del PNUD, Rafael Pleitez; Funcionarios y funcionarias del ISBM; Representantes de la Agencia de El Salvador para la Cooperación Internacional (ESCO) y de la Cancillería Salvadoreña, el equipo del Laboratorio de Aceleración y Oficiales de Programa del PNUD.

En la reunión se profundizó en temas como los ejes principales y las estrategias del proyecto, mecanismos de implementación, resultados esperados y metodología del laboratorio de aceleración entre otros.

La brecha digital es una de las desigualdades más importantes en el siglo XXI, y comprende tres dimensiones: acceso, capacidades y regulaciones. El proyecto Digi-chiquihuites busca ofrecer soluciones digitales inclusivas que contribuyan a cerrar esta brecha.

“La tecnología y la innovación tienen el poder de crear un futuro mejor para las personas, pero necesitamos impulsar las tres condiciones necesarias para aprovechar el potencial de desarrollo de la ola de digitalización: la ampliación de la inversión en infraestructura y acceso a dispositivos, desarrollo de habilidades en las personas, especialmente para poblaciones rezagadas, y la regulación para la cooperación público-privada”, aseveró la Representante Residente del PNUD.

Uno de los resultados de la iniciativa será el fortalecimiento de las capacidades del ISBM a través de la digitalización de los servicios ofrecidos por la institución a las y los docentes del sector público y sus familias, 67% los cuales son mujeres. “Hemos pensado por ejemplo en una App para que nuestros usuarios accedan y conozcan los servicios desde cualquier dispositivo”, dijo la presidenta del ISBM.

Con el proyecto también se busca promover “una canasta de servicios digitales inclusiva” dirigida inicialmente a cien mujeres empresarias de micro y pequeñas empresas, principalmente turísticas, que permita entre otros beneficios, aumentar el acceso a servicios y productos financieros, el desarrollo de capacidades para un uso efectivos de la tecnología, la habilitación de condiciones para la reducción de las desigualdades digitales y financieras, la inclusión digital para más y mejores servicios básicos y medios de vida, entre otros.

“Me entusiasma mucho trabajar con PNUD, sabemos que estamos trabajando con la misma línea y visión, para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Esperamos que este sea el primero de muchos para aportar a la población salvadoreña y a la reactivación del sector turismo, que ha sido tan golpeado por la pandemia”, enfatizó la Ministra de Turismo.

Por su parte la presidenta del ISTU, aseguró que es fundamental apoyar a los emprendimientos en los parques nacionales, la mayoría de los cuales son liderados por mujeres.

Como efecto de la pandemia COVID-19, se estima que El Salvador experimentó una contracción del 8.6 % de su Producto Interno Bruto (PIB) en 2020, que ha impactado en la pérdida de empleo y medios de vida para la población salvadoreña. Entre los sectores más afectados están el turismo, educación, salud, y las micro y pequeñas empresas. Más aún, las mujeres se concentran en sectores fuertemente afectados por la pandemia: comercio, hoteles, restaurantes y educación.

Una de las lecciones dejadas por la pandemia es que la digitalización acelerada que ha desencadenado puede ser un exacerbante de las desigualdades, si no se cierran las brechas para una mejor recuperación. Desde los Laboratorios de Aceleración, el PNUD busca el involucramiento de la ciudadanía en la búsqueda de soluciones a los desafíos planteados por esta crisis mundial. La red de más de 90 Laboratorios de Aceleración es una apuesta sin precedentes para replantear la forma en que pensamos el desarrollo e innovamos.

Digi-Chiquihuites se alineará con la Agenda Digital Nacional 2020-2030, que busca cerrar la brecha digital e innovar en la prestación de servicios públicos; y con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible específicamente los Objetivos de Desarrollo Sostenible 3 (Salud y Bienestar), 5 (Igualdad de Género), 8 (Trabajo decente y crecimiento económico) y 10 (Reducción de las desigualdades).

Asimismo, el proyecto se enmarca en la respuesta del PNUD al COVID-19: “Más allá de la Recuperación con miras a 2030”, en su componente de alteración digital; y en el Plan de Respuesta Socio Económico frente a la COVID-19 de Naciones Unidas, por medio de los componentes para proteger el empleo y la salud.

 

 

Fuente:https://www.sv.undp.org/content/el_salvador/es/home/presscenter/articles/2021/011111/canasta-digital-para-promover-medios-de-vida--proteccion-social-.html

 

 

 

Temática Gobernabilidad democrática