Sumak Bastidas, Voluntaria de Naciones Unidas para el Proyecto Global ABS PNUD GEF y miembro de la Comunidad Pukarakinche-Cacha de la nación Kichwa, Ecuador.
Las mujeres jóvenes en Argentina acceden a educación primaria, secundaria y universitaria, y participan activamente en el mercado de trabajo. Muchas de ellas tienen la posibilidad de ejercer sus derechos sexuales y reproductivos, elegir si quieren tener hijos o no, cuántos tener y en qué momentos de sus vidas.

Leticia Encarnación Hernández, o mejor conocida por sus amigos y familiares como Lety, es una joven del municipio de Huauchinango, que se encuentra en la Sierra Norte de Puebla, una región que afectada por la pobreza y por el crimen organizado en México; y en donde la tasa de desocupación asciende a 4% de la población. 

En México, las áreas forestales son de las zonas más marginadas. El desarrollo profesional de miles de jóvenes de esas áreas se ve limitado por la falta de espacios laborales y las largas distancias que dificultan su inclusión y propician la migración. La situación es más compleja para las mujeres jóvenes que en muchos casos son jefas de familia y carecen de la posibilidad de desplazarse grandes distancias.

La Escuela de Mujeres Jóvenes Líderes es desarrollada por Comunidad Mujer y el PNUD en Chile desde el año 2013 y convoca a mujeres jóvenes de diferentes regiones y organizaciones del país. Este año participaron más de 50 líderes estudiantiles, de organizaciones sociales y políticas, agrupaciones deportivas y sindicales.