La evidencia sugiere que la protección social contribuye significativamente al crecimiento económico y mejora el acceso a la atención de la salud, la educación y los ingresos, lo cual tiene impacto en la productividad, la participación laboral y la actividad empresarial. A su vez, la protección social también actúa como un estabilizador en tiempos de crisis económica.

Autoría:
PNUD, OIT, ONU Mujeres

 

 

 

Año:
2019

 

descargar