Este ensayo argumenta que la crisis económica en curso será recordada, no solo por ser la peor desde la Gran Depresión y una en la cual las políticas internas adoptadas por los países desarrollados han sido ambiciosas, sino también por la limitada cooperación financiera multilateral acordada, en particular para apoyar a las economías de renta media. Las acciones en materia monetaria internacional han sido muy limitadas. Los países latinoamericanos se han beneficiado de la mejora en las líneas de emergencia del FMI, aunque con recursos modestos, y pueden acudir a otras facilidades crediticias de ese organismo. Los miembros del FLAR tienen también la posibilidad de acceder a los recursos de este organismo regional. Los bancos multilaterales de desarrollo han tomado varias acciones importantes para apoyar a los países de la región, pero los recursos programados son hasta ahora limitados. Los programas anunciados por el BID y la CAF son importantes, pero estos bancos se encuentran en su límite de capacidad crediticia y necesitan ser capitalizados. El Banco Mundial ha aumentado sus créditos a la región, pero estos permanecen por debajo de los que financió durante la crisis previa. Se destaca la dinámica del BCIE, gracias a su capitalización reciente.

Autoría:
PNUD

 

 

País:
LAC

 

Año:
2020

 

descargar

Temática Economía y trabajo
Tematica 5 covid19 Genero