El Área Práctica de Género ha estado desde el 2009 trabajando en asocio con la oficina de PNUD en Honduras, trabajo que se ha extendido hasta el 2015. Este trabajo conjunto ha derivado en resultados concretos y en un avance en la incorporación de la perspectiva de género en el tema de Gestión de Riesgos de desastres que cuenta con muchas lecciones aprendidas, resultados y nuevos retos. Se cuenta con herramientas, proceso de formación, pero ¿es suficiente?

El apoyo durante todo este tiempo ha estado centrado en tres grandes líneas de trabajo, independientemente del año, a  continuación hacemos un breve recorrido:

Línea de Trabajo 1: Apoyo técnico, sensibilización, formación y construcción de herramientas.

Esta línea ha centrada en el desarrollo de herramientas prácticas basadas en las que se usaban en los proyectos de gestión del riesgo de desastres, adecuadas a la realidad y validadas en el terreno. En este marco de desarrollaron más de 57 herramientas (ver catálogo de herramientas) y el audiovisual para procesos de sensibilización (ver audiovisual). Además de los procesos de sensibilización se desarrolló trabajo de campo que ayudó a ajustar las herramientas y validarlas. Se acompañó el proceso con talleres de sensibilización y la inclusión del tema como un módulo de un diplomado desarrollado en conjunto con la Universidad Nacional Autónoma de Honduras denominado “Planificando el desarrollo con un enfoque de reducción de riesgos, género y recuperación tempana

En los últimos tiempos se ha trabajado sobre todo con la Guía de Ordenamiento Territorial y la lista de chequeo de Género asociada; también la elaboración de un módulo dentro del curso “Gestión de Riesgos y Adaptación a la Variabilidad y Cambio Climático para el Sector Agroalimentario”. También se han revisado las herramientas trabajadas con COPECO en el marco de proyecto DIPECHO en 2015.

Durante estos años se han desarrollado tres ediciones del curso virtual en Género y Gestión de Riesgos con más de 70 personas formadas, y numerosos talleres presenciales más que nada centrados en la sensibilización del personal técnico de instituciones de gobierno nacional y local y socios de ong.

Línea de Trabajo 2: Sistematización del trabajo de campo

La generación de evidencias y los resultados tangibles en las condiciones de vida de las personas son una de las preocupaciones de PNUD. Por ello se ha dedicado bastante tiempo a la sistematización de experiencias. Las más relevantes se han dado en el campo de los proyectos DIPECHO y recuperación que permitían un trabajo cercano con las comunidades.

 Línea de Trabajo 3: Incidencia política en política pública y formación de cuadros técnicos

 Otra de las grandes líneas de trabajo ha sido la de incidencia, sobre todo en el ente rector, la Comisión Permanente de Contingencia, COPECO. Estos esfuerzos han estado centrados en:

·         Situar el enfoque de género dentro de la agenda institucional.

·         Lograr que las herramientas utilizadas por la institución incluyan la perspectiva de género.

·         Incidir en las Políticas y Reglamentos de GRD impulsadas desde la institución.

·         Lograr el trabajo conjunto entre COPECO y el ente rector de los temas de Igualdad, el INAM

·         Fortalecer las capacidades de los y las funcionarios de la institución

De estos esfuerzos podemos decir que para la institución el enfoque de género es importante, y se ha mantenido presente pero no forma parte de la agenda institucional salvo en aspectos puntuales; si se ha logrado revisar e incidir en herramientas a través del proyecto DIPECHO ejecutado durante el 2015. Donde sí se puede valorar muy positivamente la incidencia es en la transversalidad del enfoque de género en la Política de Estado de Gestión Integral del Riesgo de Desastres, trabajada con la institución y que ha sido aprobada. También se logró que COPECO e INAM estrecharan sus relaciones y se logró la firma de un convenio entre ambas instituciones. En cuanto al fortalecimiento de los y las funcionarios este se ha dado sobre todo en el CENICAC (centro de Información) de COPECO que han participado en diversos talleres y cursos impartidos.