20 Enero 2014

Genera Perspectiva

El cambio climático es consecuencia del calentamiento global que estamos viviendo, y que en gran medida está siendo producido por la emisión de dióxido de carbono y otros gases invernadero hacia la atmósfera, alterando su composición. Estos gases son emitidos por procesos industriales, quema de combustibles de origen fósil (petróleo, carbón y gas natural) y cambios en el uso de los suelos, como la deforestación y relacionado directamente con las fuentes de energía. Este proceso está directamente relacionado con el desarrollo, los actuales modelos de desarrollo están marcando no sólo la vida de las personas, sino también el futuro del planeta, por ello debemos centrarnos además de en las condiciones de vida de las personas, en el uso, acceso y control de los recursos, la gestión ambiental y el respeto hacia nuestro ecosistema.

Hay dos causas claras del Cambio Climático, la generación de energía “sucia” y el cambio de uso del suelo, y existen a su vez múltiples efectos relacionados con el aumento de la temperatura que afectan directamente a las personas sobre todo en la salud (aumento de temperaturas, epidemias…) pero quizá lo más preocupante son los efectos indirectos del cambio climático sobre las personas, debidos a los efectos directos sobre el medio ambiente: la pérdida de biodiversidad y escasez de alimentos y recursos, incremento de eventos climáticos supone menos alimentos para las personas, más dificultad de acceso al agua, mayor vulnerabilidad ante eventos climáticos y por ende un detrimento en la calidad de vida de las personas.

Abordar, tanto las causas, como mitigar los efectos implica una lectura multicausal que no puede dejar de lado la perspectiva de género. El acceso desigual a los recursos naturales, que se verá todavía más dificultado, parte de la situación actual donde las mujeres en su mayoría no acceden ni controlan los recursos (no participan en las empresas energéticas, son usuarias de energía pero no participan en las decisiones, no son propietarias de la tierra, acceden con dificultad al recurso hídrico pero no deciden sobre él, son las responsables de la alimentación pero son las que mayores niveles de desnutrición sufren, etc)

Es necesario identificar claramente los vínculos tanto en las causas, como en los efectos, de estos ámbitos con las desigualdades de género, que permitan establecer acciones que no sólo mejoren las condiciones de vida de las mujeres (que son actualmente peores que las de los hombres) sino que supongan una mejora en su posición y en el acceso y control de los recursos y en la toma de decisiones.

Algunos mensajes clave:

  • El cambio climático afecta tanto a hombres como mujeres pero las desigualdades existentes determinan a quiénes impactan más los desastres.
  • Hombres y mujeres tienen necesidades e intereses diferentes en cuanto a los esfuerzos de adaptación.
  • Las estrategias de adaptación para el cambio climático serán más efectivas si se adoptan en un proceso de toma de decisiones en el que todas las partes involucradas participen. La participación plena y efectiva de las mujeres es primordial si se quieren utilizar de manera efectiva sus conocimientos y experiencia.
  • Las mujeres están prácticamente ausentes en el diálogo internacional sobre mitigación;
  • En cuanto a fuentes de energía limpia y tecnología, no se puede subestimar el papel de las mujeres, por cuanto son las principales responsables de asegurar el suministro y la seguridad energética de sus hogares;

 

(UICN, PNUD, GGCA, 2009)
 
 

Actividades

Mujeres. Pilar del Desarrollo Sostenible

Guatemala, Octubre de 2016. En el marco del 15 de Octubre, Día de la Mujer Rural, la mesa interinstitucional de Ambiente y Género de Guatemala, en la que participan más de 10 instituciones del estado, celebró el Foro "Mujer, pilar de Desarrollo Sostenible" para mostrar a través de experiencias concretas los aportes de las mujeres en los procesos de desarrollo.

Leer más

Centroamérica Resiliente. Sistema de Formación en Resiliencia en el marco de las políticas del Consejo Agropecuario Centroamericano, CAC.

Panamá. Junio 2016. El Consejo Agropecuario Centroamericano, CAC, apoyado por agencias del sistema de Naciones Unidas como FAO, CEPAL, UNEP y otras organizaciones (CATIE, CCAFS-CIAT, IICA, UCI. Está poniendo en marcha un sistema de Formación en Resilencia. El PNUD a través del Área de Género ha apoyado para la transversalización de la perspectiva de género en todos los contenidos y plataforma.

Leer más

Miradas integradas, cambio climático, gestión de riesgos, Seguridad alimentaria y género. Esfuerzos regionales

Abril, 2016. Los vínculos conceptuales entre distintos temas nos ayudan a acercarnos a la realidad de una forma más proactiva y eficaz. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, nos ayudan a este esfuerzo, y por ende desde las instituciones es necesario profundizar. En marzo del 2016 La FAO, la Presidencia pro témpore del Grupo Técnico de Cambio Climático y Gestión Integral del Riesgo del CAC y la Comunidad de Práctica Adaptación y Agricultura en Mesoamérica, con apoyo técnico del PNUD desarrollaron la webinar "El enfoque de género y la Seguridad Alimentaria y Nutricional en un contexto de riesgos y cambio climático".

Leer más

Las mujeres se mueven en verde. Participación de las Mujeres en REDD, caso de Panamá.

El Área de Género del Centro Regional del PNUD ha estado colaborando con el programa ONUREDD en diferentes países, para incorporar la perpectiva de género y las voces de las mujeres en las actividades y procesos de REDD en los países de la región. Queremos compartir contigo un video que resume la experiencia de Panamá.  Lecciones aprendidas, mensajes, ideas que nos ayudarán a seguir construyendo un ambiente más participativo.

Leer más

Honduras, Cambio Climático, Igualdad de género. Apuesta en serio

Honduras, a través del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, MiAmbiente está trabajando estratégicamente en el abordaje del cambio climático, no sólo las medidas de mitigación, sino adaptación e inversión pública en el tema son algunas de las acciones sostenidas por la institución.

 

 

En este año el Ministerio ha trabajado en dos ámbitos, acompañado por la Oficina de PNUD en el país y por el Área de Género del Centro Regional, por un lado mejorar sus capacidades en la transversaldidad de género, a través de:

• Generar una estructura para el abordaje de la transversalidad

• Un pequeños diagnóstico interno para la identificación de puntos de entrada

• Acuerdos con el INAM para apoyos

• Incorporar el enfoque de género en la Estrategia de la Institución

• Revisión de los Planes Estratégicos de las Direcciones

Otro con acciones puntuales dentro de los proyectos:

• En la Tercera Comunicación Nacional de la UNFCCC

• Programa REDD, con análisis y estrategia de género

• Guías de Adaptación al Cambio Climático a nivel municipal

Se pretende continuar trabajando durante el 2016 para desarrollar las iniciativas.

 

 

 

Recursos

Catálogo de herramientas

 

 

 

 

 

catalogo mobile

Versión PDF

 

 

 

Mujeres de la Selva de Matavén

Este documento hace parte de una serie de cuatro publicaciones que recapitulan el proceso adelantado en la Selva de Matavén y dan cuenta de los resultados alcanzados en los dos componentes desarrollados en el proyecto: Fortalecimiento del Gobierno Propio y Modos de Vida Sostenibles, que a su vez incorporaron el componente de género como elemento transversal en todas sus acciones. Este trabajo aporta experiencias de base local indígena para el fortalecimiento de los gobiernos propios en comunidades vulnerables. Leer más

 

 

Herramientas y líneas de servicio del Centro

El PNUD ha venido trabajando temas de Medio Ambiente y Gestión de Riesgos de Desastres, desde un enfoque de Empoderamiento de las Mujeres y transversalización de la perspectiva de género desde el 2006. El trabajo incluye herramientas, desarrollo de capacidades, procesos de transversalización de género en institucionales de Medio Ambiente y Gestión del Riesgo de Desastres.

El área de género del Centro regional cuenta con una especialista en Desarrollo Sostenible y un roster con más de 15 consultores/as además de alianzas estratégicas con instituciones especializadas, para apoyar y dar asesoría a las oficinas de país y contrapartes nacionales y regionales.  Leer más

 

 

Video: La participación de las mujeres en REDD. El caso de Panamá

Durante el 2015 PNUD Panamá estuvo desarrollando en conjunto con PNUMA y la FAO el Programa REDD en Panamá. Durante su implementación de generó un proceso denominado de "Escucha Activa" que promovió la participación real de los expertos y expertas que viven en el Bosque panameño para oir sus recomendaciones, ideas, sugerencias y demandas de cara a la elaboración de la Estartegia REDD. En este marco uno de los canales de escucha que se activó fue el de "las mujeres", con el fin de escuchar a las mujeres desde su realidad, demandas y necesidades. El siguiente video es un resumen de dicho proceso. VER VIDEO

 

 

Enfoque de Equidad de Género para Iniciativas de energía Sostenible

Este documento pretende contribuir a la incorporación de la perspectiva de género en el sector energético en América Latina. La elaboración del mismo es el producto de un proceso amplio de análisis sobre la temática de energía y género, que inició el PNUD en el año 2004, y a través del cual se sistematizaron experiencias de energía sostenible y género en El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica y Venezuela, con la colaboración de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN). Leer más

Especial sección Web COP 16

Especial construido antes, durante y después la COP 16 (Conferencia de las Partes de la Convención para el Cambio Climático) que nos ayuda a entender cómo se incluye en tema de género en los procesos internacionales de Adaptación al Cambio Climático, avances y retrocesos. Leer más

 


Experiencias

Los fondos del clima

El Fondo Global de Ambiente, o GEF, por sus siglas en inglés, que es como normalmente se le conoce, es uno de los mayores fondos con los que cuenta PNUD para desarrollar proyectos que vinculen el desarrollo con la sostenibilidad ambiental. Desde el GEF el enfoque de género ha sido uno de los ejes transversales más trabajados y donde se han hecho mayores esfuerzos. Tal y como se menciona transversalizar la perspectiva de género en los proyectos del GEF es fundamental, tanto para lograr con éxito los objetivos medioambientales, como por su contribución para la igualdad de género. Aunque la perspectiva de género no es una finalidad por sí misma para el GEF, las seis áreas centrales del fondo(biodiversidad, cambio climático, aguas internacionales, degradación de la tierra, los contaminantes orgánicos persistentes y el agotamiento del ozono) y presentan oportunidades para mejorar el valor de los proyectos incorporando la perspectiva y avanzar en la igualdad de género.

Para abordar estos temas el GEF se ha dotado de la Política de Género, un manual de lecciones aprendidas y monitoreo de los proyectos ejecutados

Actualmente algunos de las iniciativas de las oficinas, como la de la oficina de PNUD Paraguay, con el proyecto “Asunción ciudad verde de las Américas – caminos hacia la sostenibilidad” está intentando hacer esta incorporación de forma más sistemática.

Para más información: AQUI

 

 

 

 

 

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) creó el programa REDD + para incentivar a los países en desarrollo a proteger, administrar y utilizar mejor los recursos forestales para contribuir a la lucha global contra el cambio climático.  A través de las estrategias REDD+, se busca que los bosques tengan un mayor valor en pie al que tendrían talados puesto que se crea un valor financiero en el carbono almacenado en los árboles. Una vez que se mida y cuantifique el carbono, la etapa final de REDD+ incluirá el pago de compensaciones por parte de países desarrollados a los países en desarrollo por sus bosques en pie. REDD+ busca así dar un vuelco al equilibrio económico hacia una gestión sostenible de los bosques para que sus valiosos bienes y servicios económicos, medioambientales y sociales puedan beneficiar a países, comunidades, biodiversidades y usuarios de los bosques mientras contribuyen a la importante labor de reducir las emisiones de gas de efecto invernadero.

El Programa ONU-REDD es la iniciativa de colaboración de las Naciones Unidas para reducir las emisiones de la deforestación y la degradación de bosques en países en desarrollo, que surgió para apoyar a los países a aumentar sus capacidades institucionales para implementar REDD+. El Programa se lanzó en septiembre de 2008 articulado entre la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa de las Naciones Unidas para Medio Ambiente (PNUMA). El Programa ONU-REDD está presente en América Latina desde 2009 y brinda apoyo a 13 países en ALC, a través de apoyo directo al diseño e implementación de Programas Nacionales y de Apoyos Específicos.

Dada la importancia de las poblaciones que viven en los bosques, las dinámicas que establecen con el bosque, las desiguales relaciones de poder que existen entre las mujeres y los hombres que los habitan, el uso diferenciado de los recursos, REDD+ ha dado gran importancia el tema de género. Por ello se han desarrollado diferentes herramientas que te invitamos a conocer: AQUÍ.

Queremos compartir también varias herramientas:

 

  • TORS, emplo para contratación de especialista Ejemplo 1 y ejemplo 2. Para análisis de género: AQUI
  • Elementos de género para los estudios y evaluaciones de deforestación: AQUI
  • Presentaciones para capacitaciones: AQUI


Durante el 2015 el Programa en América Latina y el Caribe y el Área de Género han establecido un compromiso serio para apoyar en la transversalización de la perspectiva de género en las iniciativas nacionales y regionales, para lo cual se establecieron algunas estrategias y actividades en los países:

1)      Una documento base sobre Género y REDD + en LAC

2)      Formación y hoja de ruta en Argentina

3)      Acompañamiento en la estrategia de involucramiento de actores en Honduras

4)      Desarrollo del 5° canal de escucha en Panamá

5)      Acompañamiento a la estrategia de género establecida desde Colombia

Más información: Experiencia de Panamá

Consulta las herramientas: REDD

 

 

 

 

 


El fondo de adaptación (FA) fue establecido en 2001 para financiar proyectos y programas de adaptación concretos en los países en desarrollo que son parte en el protocolo de Kyoto y que son particularmente vulnerables a los efectos adversos del cambio climático.  El fondo de adaptación se financia con una cuota de los ingresos de las actividades del proyecto del Mecanismo de Desarrollo limpio (MDL) y otras fuentes de financiamiento.  La proporción de ingresos asciende a 2 por ciento de las reducciones certificadas de emisiones (CERs) emitidas para una actividad de proyecto MDL.

Sobre el tema de género la Junta Directiva del Fondo de Adaptación partiendo de las observaciones y recomendaciones  del Comité de Finanzas y Ética (EFC) decidió:

a)    Reconocer la importancia de la simplificación y el fortalecimiento de la integración de consideraciones de género en las políticas y procedimientos del fondo de adaptación;

b)   La acogida del proyecto de política de género del fondo de adaptación que figura en el anexo I del documento AFB/EFC.17/5;

c) Lanzar una convocatoria pública para comentarios en la mencionada política con un plazo de 31 de diciembre de 2015;

d) solicitar a la Secretaría a presentar, en la 27 Reunión de la Junta:

(i) una propuesta revisada de una política de género del fondo de adaptación incorporando las entradas recibidas de miembros de la Junta y partes interesadas a través de la convocatoria pública para comentarios;

(ii) un plan de acción para hacer operativa una política de género del fondo de adaptación, incluyendo los cambios necesarios a las políticas fondo de adaptación y procedimientos; (iii) una compilación de los comentarios recibidos a través de la convocatoria pública para comentarios; y (iv) una estimación de los costos relacionados con la operacionalización de la política.

El Área Práctica de Género desarrolló una herramienta sencilla para acompañar a los proyectos que se desarrollen desde el Fondo para integrar la perspectiva de género: HERRAMIENTA

Y acompañó a la oficina de PNUD en Honduras en la Revisión de Medio Término del Proyecto de Adaptación para incorporar algunos aspectos desde la perspectiva de género.

 

 

 


El Fondo Climático Verde nace con la misión de avanzar en el objetivo de mantener el aumento de temperatura en nuestro planeta por debajo de 2 grados Celsius. El Fondo es una única iniciativa global para responder al cambio climático, invirtiendo en desarrollo bajo en emisiones y resistente al clima. El GCF, por sus siglas en inglés, fue establecido por 194 gobiernos para limitar o reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en los países en desarrollo y para ayudar a adaptar las sociedades vulnerables a los impactos inevitables del cambio climático. Dada la urgencia y la seriedad del desafío, el fondo tiene el mandato de hacer una contribución ambiciosa a la respuesta mundial unida al clima cambio.

Tras diversos informes el GFC se ha dotado de una Política de Género y un Plan de Acción (Consultar)

Si bien todavía los países en la región no están implementando proyectos con el fondo, es necesario estar preparados/as para asesorar a los países en sus propuestas y que se enmarquen en la Política y Plan de Acción ya establecidos.

 


La Iniciativa Pobreza y Ambiente, conocida como  PEI, por sus siglas en inglés, es un programa global implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) cuyo objetivo es apoyar los esfuerzos de los países para posicionar los objetivos de acciones contra la pobreza y acciones medioambientales en el centro de los gobiernos y su planificación. Si bien no es un Fondo del Clima establecido en la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático, creemos que es de relevancia para la región y para el trabajo del PNUD.

El programa regional de PEI en América Latina y el Caribe fue establecido en el año 2008, basándose en los retos y oportunidades que ofrece la región para el trabajo en esta materia. Durante este tiempo ha habido un esfuerzo continuo para que el PEI reflejara  la realidad de los distintos países, a través de diferentes temas e  incluyendo países de distinto desarrollo institucional como son Uruguay, República Dominicana y Guatemala.

El PEI, al igual que otros Fondos, Programas e Iniciativas ha trabajado en la incorporación de la perspectiva de género en sus proyectos, para ello cuenta con un marco de trabajo a través de una Nota de orientación para género, estrategias de género en Asia Pacífico y Africa, y herramientas entre los que destacamos:

Consulta:

Nota de orientación

Manual para el fortalecimiento de los procesos de planificación y definición del Presupuesto

The Cost of the Gender Gap in Agricultural Productivity

En el 2015 el PEI está trabajando en una estrategia de género regional que ayude a implementar la Estrategia Global de Género y acompañar la estrategia regional, la finalidad de:

·         Dar cumplimiento, coherencia y articulación a los mandatos y  herramientas con las que cuentan las agencias de NNUU para garantizar la Igualdad de Género y con los requerimientos del PEI en materia de Igualdad, garantizado así la eficacia y eficiencia de los proyectos.

·         Dar una respuesta coherente a la realidad de América Latina y el Caribe en materia de Igualdad, Pobreza y Ambiente.

·         Entender, visibilizar y capitalizar los aportes que desde el Programa se pueden dar a los esfuerzos por la Igualdad que se hacen en la región.

El PEI tiene actualmente tres proyectos en cartera en LAC Paraguay, Perú y Guatemala. El PEI Paraguay tiene una duración hasta julio del 2018 y su trabajo se centra en el  apoyo a los beneficiarios/as de las familias rurales del Programa de Transferencias Monetarias Condicionadas "TEKOPORA" y el Programa de Producción de Alimento “PPA”, ubicados en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional de Caazapá para su efectiva integración socio-económica en las economías locales y regionales sobre la base de una producción agrícola sostenible y mercados inclusivos; y la participación en los programas de desarrollo local, mejorando de esta forma sus medios de subsistencia. El proyecto no incorpora en el análisis de contexto el enfoque de género, no se cuentan con datos concretos, sin embargo durante todo el documento se tiene muy presente la perspectiva de género, desde la estrategia, actividades y resultados destacando lo relacionado con articulación de actores y transversalidad en metodologías e indicadores, sería necesario, sin embargo reforzar las líneas relacionadas con actividades productivas.

En cuanto al PEI en Guatemala el proyecto tiene una duración hasta diciembre de 2019 y se centra en integrar la dimensión de pobreza y ambiente en el Sistema Nacional de Planificación mediante la articulación de los servicios ecosistémicos y la demanda social de bienes y servicios ambientales. Se plantea la realización de estudios, seminarios, la conformación  de una comisión  interinstitucional, desarrollo de conciencia  y capacidades para la articulación entre ordenamiento territorial y servicios ecosistémicos. Se plantea también el diseño del plan regional del corredor seco con espacios de diálogo y generación de información, junto con el diseño de una cartera de proyectos. Se articula todo con el nivel local con el desarrollo de planes de ordenamiento territorial. Si bien en el documento de proyecto el enfoque de género no se plantea, sin embargo se han identificado algunas acciones por parte del equipo para integrar en algunos de los elementos, sobre todo los relacionados con Planificación la perspectiva.

El PEI en Perú, el proyecto finalizará en diciembre de 2017, el proyecto tiene como objetivo generar una mejora del bienestar de las recicladoras y los recicladores a través de la transformación del sistema de residuos sólidos, con énfasis en el empoderamiento de las mujeres recicladoras. Para ello los resultados se centran en las capacidades institucionales y la inclusión de la variable de género a nivel nacional y municipal, el fortalecimiento de las asociaciones y sensibilización de la población. Dado que el proyecto desde su objetivo hasta sus resultados incluye la perspectiva de género el esfuerzo ha sido bastante sistemático para la inclusión, y puede ser una fuente de información muy valiosa tanto para el país como para otros proyectos si el análisis sobre la información y experiencias se realiza. También requiere una revisión de las  actividades para identificar cómo se han implementado y sus efectos.