mosaicoeconomiay-trabajo

La llegada masiva de las mujeres al mercado laboral no ha venido acompañada de un reparto equitativo de las tareas y responsabilidades reproductivas (trabajo doméstico y de cuidados) entre hombres y mujeres, ni de las respuestas necesarias  por parte del Estado y del mercado. Eso coloca a las mujeres en una situación de desventaja permanente tanto en el mercado de trabajo como en otros ámbitos de participación económica, política y social, pero también condena a los hombres a un rol hegemónico que ignora su derecho a cuidar y su capacidad de hacerlo. Algunas consecuencias para las mujeres: discriminación salarial, precariedad laboral y  prevalencia en el sector informal, limitada protección social y feminización de la pobreza tanto a nivel de ingreso como de tiempo, debido a las dobles y triples cargas de trabajo.

Conoce aquí nuestro trabajo en promover cambios en la organización laboral y del cuidado en la región para  una mayor conciliación con corresponsabilidad social y familiar,  y por el desarrollo de modelos económicos de crecimiento igualitarios e inclusivos.