af1

Para entrar al mundo de la ciencia, basta con querer conocer el porqué y el cómo de las cosas, tener curiosidad por descubrir cómo funciona el universo y el compromiso de estudiar con rigurosidad las posibles respuestas hasta hallar una explicación convincente.

La ciencia no tiene preferencia de género. Está demostrado que la capacidad para transformar la historia con ideas innovadoras viene de personas talentosas que se atreven a mirar más allá de lo evidente.

Si bien el género es irrelevante para estudiar Ciencia, Tecnología, Ingeniería o Matemática (STEM por sus siglas en inglés), la balanza entre quienes escogen estas carreras está desequilibrada. Aunque en el país, el 54% de las personas que ingresan a educación superior son mujeres, sólo el 32% de ellas escogen las Ciencias o las Matemáticas como opción profesional mientras que la mayoría se inclina por la Educación, la Salud o las Bellas Artes.

En el marco del Día Internacional de la Mujer 2019 y bajo el lema «Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio», desde el PNUD queremos resaltar la voz de cuatro mujeres que se atrevieron a desafiar los prejuicios e ir más allá de los estereotipos para triunfar en las Ingenierías, la Química y las Matemáticas. Las cuatro trabajan para Cerescos, una empresa del Sello Equipares que fabrica productos de cuidado y belleza para manos y pies, bajo las marcas Masglo y Admiss. Conoce aquí su ejemplo de persistencia y profesionalismo. 

af1

 

WENDY ACOSTA: INGENIERA INDUSTRIAL

Cuando a Wendy Acosta le preguntaban qué quería ser cuando fuera grande, ella respondía con orgullo y emoción que quería ser ingeniera.  Aunque al principio se sintió discriminada por parte de sus profesores y compañeros, demostró con sus talentos que “era mucho más que una cara bonita” , como ella misma lo dice.

A Wendy le gusta ser la mejor en lo que hace y se le nota.  Su constancia la ha llevado a ascender al  cargo de analista de control de calidad donde está encargada del análisis físico-químico de los materiales que ingresan, se fabrican y se producen en la compañía. Entró a trabajar a la organización como asistente del área una vez terminó sus estudios como tecnóloga en Gestión de la Producción Industrial en el SENA.

A sus 23 años, es madre de Sofía Useche, una niña de cinco años que heredó sus ojos claros y su disciplina. “Con un hijo uno sí o sí tiene que hacer todo lo posible para superarse”, afirma.

Wendy hace parte del 32,8% de las mujeres que en Colombia trabajan y son cabeza de hogar. De ellas, el 28,4% tiene al menos un hijo o hija menor de 12 años.

 

 

“A mí me iba muy bien en cálculo y sistemas”, dice Wendy quien sólo tuvo una profesora durante su formación, pues el resto fueron hombres.

Contó con el respaldo de la empresa para estudiar y sacar adelante su carrera profesional como ingeniera industrial del Politécnico Gran Colombiano. El salario que recibe le ha permitido tener independencia económica para vivir cómodamente junto a su hija en su apartamento propio y ahorrar para su especialización como auditora de calidad o magíster en Finanzas. Su sueño es tener su propio emprendimiento en el área de confecciones donde pueda vincular a su mamá.

MARÍA ALEJANDRA DELGADO: INGENIERA QUÍMICA

María Alejandra es la jefe de control de calidad de la empresa y está encargada de liderar un grupo de científicos en los que hay 9 mujeres y un hombre. Es ingeniera química graduada de la Universidad de los Andes y tuvo la oportunidad de compartir aula con varias mujeres. Su trabajo consiste en liderar los análisis físico-químicos de las materias primas, envases y demás insumos requeridos para la producción de los esmaltes.

 

af3

 

“Las mujeres tienen las mismas capacidades de los hombres para desarrollar esta profesión”,

sostiene María Alejandra, quien se empezó a interesar por la ingeniería tras ver las investigaciones y trabajos que lideraba su papá como químico. En su equipo de trabajo, mujeres y hombres son valorados por igual y no existe ninguna ventaja de género para desempeñarse en el área.

 

EN LA INDUSTRIA MANUFACTURERA COLOMBIANA, LA PARTICIPACIÓN DE LAS MUJERES SÓLO ALCANZA EL 36,5% Y SU PRESENCIA EN PUESTOS DIRECTIVOS O GERENCIALES ES DEL 5,8%.  LA MAYORÍA, ES DECIR, UN 17,7% SON TÉCNICAS, UN 10,7% SON VENDEDORAS, UN 6,9% SON OPERARIAS Y UN 5,4% OCUPAN CARGOS ADMINISTRATIVOS.

 

ANGÉLICA PINO: INGENIERA INDUSTRIAL

Angélica es una apasionada por las matemáticas. Su habilidad para el cálculo la llevó a estudiar Ingeniería Industrial en la Universidad Distrital en donde fue una de las 8 mujeres de su promoción. A pesar de que en su carrera las mujeres eran pocas, no sintió ningún tipo de rechazo por ser mujer y tuvo el respaldo de sus pares de clase para las materias que le costaban más esfuerzo, como dibujo.

 

AF9

 

Contó con el apoyo de su familia para estudiar una carrera que le ha traido grandes satisfacciones en lo personal y laboral. Lleva 12 de sus 35 años trabajando para la industria química y está orgullosa de darle a su hijo la oportunidad de asistir a uno de los mejores colegios de la ciudad. La empresa le da la posibilidad de tener horarios flexibles para compartir tiempo de calidad con su hijo y de terminar su especialización en Sistemas de Gestión Integrados.

Su profesionalismo se evidencia en los cinco ascensos que ha logrado tener en la entidad. Inició como operaria encargada de tapar esmaltes y pegar etiquetas, después pasó a ser asistente, luego se desempeñó como coordinadora ambiental, y hoy hace parte del área de investigación y desarrollo en donde documenta las especificaciones técnicas de los productos.

 

af10

 

af11

 

ANDREA PONTE: QUÍMICA

En su cargo como inspectora de calidad, Andrea está encargada de la aprobación de los productos terminados. Su interés por la Química surgió desde que estaba en el colegio donde contó con el respaldo y apoyo de su profesora en esta materia.

Andrea es una profesional exitosa que no se arrepiente de haber incursionado en las ciencias. Se esfuerza diariamente por dar lo mejor de sí y por avanzar en su carrera  como científica a través de un posgrado en Análisis Químico Industrial o en Educación.

 

af12

 

“Invito a más mujeres a estudiar esta carrera porque tiene muchas aplicaciones y campos de acción, podemos trabajar en el sector farmacéutico, alimenticio o de cosméticos. Es una carrera de retos que lo llena a uno de grandes satisfacciones y que permite dejar un aporte en la ciencia”, asegura Andrea

 

af13

En Colombia, las mujeres que pertenecen a la industria manufacturera reciben un salario hasta 34,7% menor al de los hombres. Queremos que este día sea un llamado para que, tal como lo propone el Sello de Equidad Laboral Equipares, el trabajo de mujeres y hombres sea valorado por igual. Las brechas que existen hoy en en el país obstaculizan el alcance de la igualdad de género que nos plantea la Agenda 2030 y no permiten que los beneficios del desarrollo sostenible lleguen a todas las personas.

Vale la pena resaltar que la brecha salarial disminuye considerablemente cuando las mujeres escogen profesiones en áreas STEM.  De esta manera, la brecha para quienes estudian Geología se reduce a 1,4%; Ingeniería Agrícola a 2%; Física a 4,5%; Ingeniería Agronómica a 4.9%; Ingeniería Mecánica a 5,4%; Ingeniería Electrónica a 5,5% y Zootecnia a 7,4%. 

 

af14

 

af15

 

af16

SELLO EQUIPARES Y MÁS POR LAS NIÑAS

A través de las voces de Wendy, María Alejandra, Angélica y Andrea queremos destacar a las colombianas que día a día con su trabajo aportan al desarrollo de la ciencia en el país. Son mujeres que, tal vez sin planearlo, se han convertido en modelos a seguir para cientos de niñas que sueñan con hacer descubrimientos; que quieren ir a clases para ser ingenieras o científicas sin tener que enfrentarse a ningún estigma; que están dispuestas a  trabajar por un país más justo e inclusivo en donde las oportunidades estén disponibles para todos y todas, y que quieren ser parte de un mundo en donde la ciencia también esté al servicio de la equidad.

 

El PNUD brinda asistencia técnica al Ministerio del Trabajo para la implementación del Sello de Equidad Laboral Equipares. Este es un programa de certificación encaminado a reconocer a las empresas que implementan de manera efectiva el Sistema de Gestión de Igualdad de Género y con ello, logran cerrar brechas de género en su interior.

Desde el PNUD, y con el apoyo de la Embajada del Reino Unido en Colombia, estamos desarrollando la iniciativa Más por las niñas. Este programa busca promover el interés e involucramiento de las niñas en las áreas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas. La transformación digital que estamos viviendo exige también un replanteamiento de nuestra fuerza laboral y, sin duda, la formación en áreas STEM es vital para responder a los retos de la cuarta revolución industrial. Ambos proyectos son liderados por el área de Reducción de Pobreza e Inequidad del PNUD.

#DíaDeLaMujer #WomensDay #AhoraEsElMomento

af17

Fuente: https://pnudcolombia.exposure.co/ahoraeselmomento-de-la-ciencia-para-la-equidad