Créditos: PNUD

Villa el Salvador es el segundo distrito del Perú con los mayores índices de violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar, según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar. Allí desde el 2018, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) llevó a cabo una iniciativa que creó un modelo integral para fortalecer la respuesta del distrito frente a la violencia de género. Uno de sus resultados fue la Red de Mujeres Justa, que congrega a lideresas de diversas organizaciones sociales del distrito en torno al objetivo común de lucha contra la violencia.

A partir del próximo año, este modelo centrado en la acción comunitaria se replicará en cuatro gobiernos locales de los departamentos de Cajamarca y Cusco. De esa forma, el PNUD firmó los Memorando de Entendimiento que permitirán la cooperación con la Municipalidad Provincial de Cajabamba y la Municipalidad Distrital de Cachachi para adaptar el modelo de acuerdo al contexto de dichas localidades.

«El rol de los gobiernos locales es fundamental para una respuesta eficiente y la puesta en marcha de políticas públicas centradas en evidencia que pueden salvar vidas.  Aún tenemos un camino amplio que recorrer y diversos desafíos que enfrentar para generar una respuesta integral para la erradicación de la violencia», aseguró Bettina Woll, representante residente del PNUD Perú durante la firma.

En esta región, el 63,6% de mujeres de 15 a 49 años alguna vez ha sufrido violencia de algún tipo de parte de su pareja, un porcentaje que supera la media a nivel nacional de 57,7%. Además, en Cajamarca el porcentaje de embarazo adolescente es del 15.50%, casi duplicando el promedio del país que ronda el 8%.

«La pandemia trajo consecuencias muy severas para las mujeres en Cajabamba. Estoy seguro que con esta cooperación, vamos trabajar para erradicar la violencia y generar mejores condiciones a las mujeres», indicó el alcalde provincial, Víctor José Morales Soto.

Por su parte, el alcalde del distrito de Cachachi, Juan Efraín Cortegana, resaltó el compromiso. «Desde la Municipalidad de Cachachi existe toda la voluntad política para contribuir en este tema y concretar acciones en territorio para trabajar por la igualdad de género con justicia social. Nos unimos al PNUD en su lucha por erradicar la violencia», aseguró.

La experiencia de Villa El Salvador, que ha sido reconocida en América Latina, será un ejemplo para este y otros gobiernos locales a la hora de abordar la violencia basada en género. La intervención en el distrito limeño ha puesto en evidencia los liderazgos de las mujeres que participan en espacios de decisión clave como la Instancia de Concertación de Villa El Salvador, donde se construyó aprobó y aplicó el primer protocolo distrital de prevención y atención en casos de violencia en el país, y además ha servido como un espacio de autocuidado, creación y soporte emocional durante la pandemia.

Con la entrada en vigor de la alianza en la provincia de Cajabamba, y en específico el distrito de Cachachi, se buscará generar evidencia sobre la situación de la violencia basada en género en el territorio a fin de fortalecer las capacidades de prevención, articulación, respuesta y construcción de políticas públicas. Asimismo, se recogerá la experiencia de la iniciativa No Estás Sola, que genera sinergias entre el sector público y privado, a través del fortalecimiento de una comunidad sensibilizada y comprometida con la prevención de la violencia contra las mujeres, la igualdad de género y las masculinidades positivas.

https://www.pe.undp.org/content/peru/es/home/presscenter/articles/2021/alianzas-para-abordar-la-violencia-basada-en-genero-en-cajabamba.html