La protección social es una herramienta fundamental de política para abordar la exclusión social, la desigualdad y la pobreza. Los programas de protección social han contribuido de manera significativa al logro de los Objetivos del Milenio y tendrán un papel significativo para el logro de los ODS, y en particular  los objetivos 1.3, 5.4 y 10.4 de la nueva Agenda 2030 para favorecer un desarrollo más inclusivo e igualitario. El curso pretende por lo tanto contribuir a mejorar e incrementar la efectividad de las instituciones relacionadas con las Políticas Sociales y los Sistemas de Protección Social al integrar la perspectiva de género en el diseño, implementación y evaluación de las políticas públicas en este campo de actuación.  Identificar las brechas de género a las que debería dar respuesta la protección social implica proponerse superar la asignación obligatoria de las tareas de cuidado a las mujeres, estimar y tomar en cuenta los costos económicos y sociales de la reproducción y cuidado de las personas dependientes, plantearse la seguridad social como derecho humano universal, no sólo asociada a los aportes desde el mercado de trabajo o a los programas asistenciales. Más información.