Este cuaderno sobre desarrollo humano, integra la serie «El futuro en foco» desarrollada por el PNUD Uruguay. El estudio da cuenta de que pese a representar el 63% del total de asalariados con nivel educativo terciario, las mujeres perciben 20% menos de ingresos que los hombres con igual escolarización.

 

 

Otro de los datos que señala la publicación es que las mujeres con titulación universitaria ganan en Uruguay el 20% menos que los hombres con la misma formación y el 10% menos en el conjunto de niveles educativos. En algunas de las ocupaciones en que se ubican los y las asalariados con estudios terciarios, la brecha salarial de género es muy significativa. Las autoras plantean algunas hipótesis sobre la existencia y persistencia de esa brecha. Una de ellas es la denominada segregación ocupacional, o sea la diferencia de concentración de mujeres en determinadas áreas laborales. A modo de ejemplo, el 20% de la fuerza de trabajo femenina se concentra en el área de servicio doméstico, y eso contribuye a bajar le promedio.

Además en el cuaderno se presentan una serie de recomendaciones como son: promover medidas de acción positiva que procuren «reequilibrar las desigualdades de partida, considerando que los factores culturales, las expectativas de trayectorias laborales, las aspiraciones respecto a la vida familiar y la carga de trabajo doméstico pesan a la hora de elegir carreras profesionales o tecnicaturas». Asimismo, modificar los «patrones de género» de las instituciones educativas «mediante campañas de promoción de la igualdad de género» y desarrollar el Sistema Nacional de Cuidados.

Respecto, a la demanda laboral, proponen promover procesos de contratación y ascenso lo más transparentes posible; políticas de capacitación y actualización dirigidas a las mujeres para fomentar su ingreso y permanencia en trabajos mayoritariamente masculinos», y «asegurar que no se obstaculizará su acceso a puestos de responsabilidad».