Veinte empresas de diferentes sectores se comprometieron con este programa a implementar políticas más justas y equitativas para hombres y mujeres en Colombia. A través de los sellos de equidad laboral la promoción de la prevención y erradicación de todas las formas de discriminación, inequidad y violencia contra las mujeres en este ámbito está siendo un hecho.

 

 

 

Con la firma  de un acuerdo de voluntades en el que 20 empresas se comprometieron a iniciar un proceso que les permita implementar en sus organizaciones políticas más equitativas y justas de inclusión laboral de las mujeres, se realizó ayer el lanzamiento de “Equipares: sello de igualdad laboral” en el  Museo de Arte Moderno de Bogotá.

La iniciativa fue presentada por el ministro de Trabajo, Rafael Pardo; la directora de País del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Silvia Rucks; la alta consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer, Nigeria Rentería; el vicepresidente para Latinoamérica de Sanofi, Patrice Lebrun y el presidente de Bayer para la región Andina, Frank Dietrich, quienes coincidieron en que es el primer paso para que todas las empresas colombianas avancen en esta materia.

De igual forma, estuvieron presentes los representantes y directivos deBayer, Cafam, Cámara de Comercio Hispanocolombiana, Codensa, Ecopetrol, Emgesa, Manpower, Proactiva Aguas de Tunja, Sanofi, Soforesta,Telefónica, Belleza Express, Cementos Argos, Colombina, Coltejer, Hocol, Nutresa, Pacific Rubiales, Prosegur y Surtigas, las empresas pioneras en adoptar un sello de equidad laboral en Colombia.

El ministro del Trabajo, Rafael Pardo Rueda, destacó la importancia que tiene para el país el desarrollo de este tipo de programas. «Este esquema de justicia social tiene consecuencias directas en la reducción de la pobreza e incluso en los índices de violencia contra la mujer, toda vez que la autonomía económica de ellas es una herramienta que empodera», precisó.

Agregó que para las empresas es un impacto positivo la adopción de stos esquemas al potencializar la competitividad y la productividad, mejorar el clima laboral, disminuir el ausentismo y aportar a la imagen de la organización.

“El Sello de Equidad Laboral es una herramienta para el avance y el empoderamiento económico de las mujeres, en la que por primera vez, de manera práctica, se vincula al sector privado con acciones de gran impacto que permitirá reducir la discriminación de género en el ámbito del trabajo y aumentar las oportunidades de acceso al mercado laboral en condiciones de justicia y equidad”, explicó la directora de país del PNUD, Silvia Rucks.

«He trabajado este programa en diferentes países de la región y es la primera vez que un Ministro del Trabajo, hombre, se compromete tanto por impulsar acciones y actividades para la equidad de la mujer», agregó la directora del PNUD.

“Felicito a los empresarios que asumen un gran reto: eliminar las desigualdades y garantizar la equidad de género. Con la implementación del Sello Equipares avanzamos para cerrar las brechas laborales entre hombres y mujeres”, dijo Nigeria Rentería, alta consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer.

Compromiso del sector privado

El Sello de Equidad Laboral «Equipares», es una iniciativa liderada por el Grupo de Equidad Laboral del Ministerio del Trabajo con apoyo de la Alta Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD.

Este programa se inscribe en una estrategia que ya se realiza en países como México, Chile, Uruguay, Brasil y Costa Rica, con el apoyo del PNUD, desde hace más de 10  años, y en la que 2.000 empresas han sido certificadas por ponerse la camiseta de la equidad laboral.

Patrice Lebrun, vicepresidente para Latinoamérica de Sanofi Pasteur, dijo durante el lanzamiento de Equipares, que en el caso de México adoptar un sello de igualdad les fue muy útil. «El sector privado debe tener una participación activa en el desarrollo de este tipo de políticas. Debe acompañar los esfuerzos de los gobiernos por la igualdad y equidad de género» señaló Lebrun.

De esta manera, el Programa de Equidad Laboral constituye el plan de acción central del Ministerio del Trabajo respecto la prevención y erradicación de todas las formas de discriminación, inequidad y violencia contra las mujeres en el ámbito laboral, entendiendo que cualquier política que se construya para mejorar la capacidad y oportunidad para la generación de ingresos, el empleo o el emprendimiento de las mujeres, representa capacidades instaladas para el desarrollo económico y social del país.

Estas acciones, son puestas en marcha por el Grupo de Equidad Laboral adscrito al Despacho del Ministro en coordinación con las direcciones que comprenden tanto el Viceministerio de Empleo y Pensiones como el Viceministerio de Relaciones Laborales e Inspección.

Los Programas de Sellos de igualdad representan una oportunidad para profundizar la igualdad de género en la economía, mediante la transformación de la gestión de los recursos humanos de empresas públicas y privadas, y la forma en que las mismas abordan sus negocios. En particular, estos programas apuntan a garantizar el ejercicio de derechos laborales por parte de trabajadores y trabajadoras, al distinguir con un Sello de Equidad Laboral a las empresas comprometidas con la justicia social y la garantía del derecho a la igualdad.

La implementación de sistemas de gestión igualitarios mejora el clima laboral, reduce el ausentismo y la rotación de personal y aumenta el compromiso del personal con la empresa. Estos factores contribuyen a que las organizaciones sean más productivas y competitivas en el mercado.