Créditos: Screenshot from “STEM ushaqlar.”

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presenta una Estrategia Digital nueva y ambiciosa, cuyo propósito es ayudar a crear un mundo en el que la tecnología digital se convierta en una fuerza para el empoderamiento de las personas y el planeta. 

Nueva York, 15 de febrero de 2022 – Presentamos un nuevo plan ambicioso que tiene como propósito apoyar a los países y comunidades para que utilicen la tecnología digital como palanca para ayudar a reducir la desigualdad, impulsar la inclusión, hacer frente al cambio climático y ampliar oportunidades económicas. A través de la nueva Estrategia Digital 2022-2025, el PNUD pretende adelantarse a la realidad digital en constante evolución con miras a acelerar la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La digitalización es uno de los tres catalizadores del nuevo Plan Estratégico, la cual ayudará al PNUD a alcanzar sus objetivos. El Plan contempla dar apoyo a 100 millones de personas para que salgan de la pobreza, así como la ayuda a 500 millones de personas para que tengan acceso a energía limpia. La tecnología digital puede promover la democracia y los derechos humanos mediante el impuso del compromiso cívico y la participación política. Del mismo modo, podemos incluir los bienes públicos digitales que los países pueden utilizar para la identificación, el intercambio de datos y los pagos, al tiempo que ayudan a reducir la corrupción. Además, la inteligencia artificial y la tecnología digital podrían contribuir a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono para 2030 entre un 10 % y un 20 %.

“Las tecnologías digitales están impulsando nuevas formas de trabajo y de pensamiento, a la vez que abren oportunidades que nunca antes hubiésemos podido imaginar”, manifestó Achim Steiner, Administrador del PNUD. “A modo de ejemplo, pueden ayudar a los responsables de la formulación de políticas a entender mejor y en tiempo real el modo en que está cambiando nuestro mundo natural (como los bosques, los arrecifes de coral o los glaciares) y dónde es necesario tomar medidas que aporten soluciones. Pensemos, por ejemplo, en UNDP Data Futures Platform (Plataforma de datos para el futuro), que proporciona a los responsables de la formulación de políticas los datos y análisis más recientes que aportan información en torno a áreas clave, como la desigualdad en el acceso a las vacunas”.

El PNUD ofrece apoyo a las comunidades para que desarrollen y utilicen la tecnología digital a fin de encontrar una amplia gama de soluciones para los sectores que más se necesitan. En el lapso de apenas un año, el PNUD ayudó a 82 países a adoptar más de 580 soluciones digitales en respuesta a la pandemia de COVID-19. Dichas soluciones comprendían desde el aprovechamiento de la financiación digital para facilitar las transferencias de efectivo a personas que no podían salir de sus hogares durante los bloqueos, hasta la ayuda a los países en el desarrollo de evaluaciones de preparación digital e incluso el suministro de robots que presten servicios en las salas hospitalarias de COVID-19.

“En este último año, la demanda ha crecido entre nuestros socios para que proporcionen apoyo estratégico en la transformación digital a nivel nacional”, indicó Robert Opp, Director de Operaciones Digitales del PNUD. “En la actualidad, el PNUD está apoyando a 35 países en su viaje de transformación digital, lo cual constituye una sólida señal de la confianza depositada en nuestra organización para proporcionar el apoyo de vanguardia necesario”.

La Estrategia ayudará a guiar a la organización en sus esfuerzos por hacer frente a los nuevos desafíos asociados con nuestro nuevo mundo digital. Si no se controla, la tecnología digital puede exacerbar las desigualdades ya existentes y profundizar los sesgos. Si bien se han logrado algunos avances en el cierre de la brecha digital, 2,9 mil millones de personas (en su mayoría habitantes de países en desarrollo y la mayoría mujeres) siguen sin tener acceso a Internet. “Estamos comprometidos con un enfoque de transformación digital basado en los derechos, el cual involucre a toda la sociedad y no deje a nadie atrás. Queremos hacer que la tecnología digital funcione para todas las personas, en todas partes, es decir, para esta generación y para las generaciones futuras», añadió Robert Opp.

En la Estrategia se esboza la manera en que el PNUD ayudará a los países a aprovechar los beneficios de la tecnología digital con un enfoque de tres vertientes:

  • En primer lugar, el PNUD amplificará los resultados del desarrollo incorporando en su labor la tecnología digital, probando nuevos enfoques e instrumentos, ampliando el alcance de soluciones prometedoras y aplicando la previsión para comprender los escenarios posibles.
  • En segundo lugar, apoyará a las sociedades en sus esfuerzos por crear ecosistemas digitales más inclusivos y resilientes, asegurando de ese modo que dichos ecosistemas partan de criterios basados en los derechos y que no dejen a nadie atrás.
  • En tercer lugar, el PNUD seguirá transformando y dirigiendo a partir del ejemplo con miras a satisfacer las necesidades tecnológicas actuales y futuras. Eso significa motivar al personal de #FutureSmartPNUD para que siga mejorando sus competencias digitales y siga utilizando los datos de manera estratégica, ayudando así a preparar a la organización para el futuro.

El PNUD también colaborará con empresas y empresarios internacionales y locales, académicos, investigadores, jóvenes y responsables de la formulación de políticas con miras a fomentar la colaboración en torno al uso responsable y sostenible de la tecnología. Esta conversación necesaria se nutrirá de la labor de la red de los Laboratorios de Aceleración del PNUD a medida que presenta y amplía soluciones de desarrollo local, muchas de las cuales son de naturaleza digital.

La Estrategia, que se basa firmemente en la Hoja de Ruta del Secretario General de las Naciones Unidas para la Cooperación Digital así como en el marco presentado en el informe Nuestra Agenda Común, complementa los esfuerzos mundiales de las Naciones Unidas dirigidos a ampliar el acceso a banda ancha asequible y a mejorar la capacidad digital de grupos clave, entre ellos las mujeres y las personas con discapacidad, creando en última instancia nuevas oportunidades de empleo, al tiempo que impulsa el desarrollo humano.

“Esta Estrategia Digital es la muestra de que el PNUD no permanecerá inmóvil. Los ODS son las estrellas que nos orientan y, con su ayuda, estamos mirando más allá del horizonte inmediato con el fin de ayudar a garantizar un futuro digital para todas las personas”, finalizó Achim Steiner.

Más información en digitalstrategy.undp.org

https://www.uy.undp.org/content/uruguay/es/home/presscenter/articles/2022/02/estrategia_digital_2022_2025.html