undp co pobreza unibosque2

En el segundo Congreso Institucional de Responsabilidad Social «La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, una oportunidad para todos» Lina Arbeláez, gerente Nacional de Reducción de Pobreza e Inequidad del PNUD Colombia, presentó una conferencia inaugural en la que habló sobre responsabilidad social, valor compartido y el compromiso que debe asumir el sector privado para generar prosperidad de manera incluyente y sostenible.

En el evento liderado por la Universidad del Bosque, Arbeláez recalcó que la Agenda 2030 es una apuesta ambiciosa que propone una mirada distinta y desafiante para lograr un desarrollo incluyente en el que seamos económicamente rentables, socialmente sostenibles y ambientalmente responsable.

De acuerdo con Arbeláez los ODS son una oportunidad de abordar los desafíos de la cuarta revolución industrial. Presentan una hoja de ruta para mirarnos de manera innovadora y creativa y así generar cambios colectivos y transformadoras para construir un nuevo modelo de sociedad.

“Los ODS no se pueden cumplir si no se trabaja de manera colectiva, 88 de las 169 metas que plantea la Agenda son imposibles de lograr si el sector privado no se monta al bus, si la academia no nos aporta sus conocimientos o la sociedad civil no se compromete”, aseguró.

Durante su intervención, presentó cinco factores clave con los que el sector privado puede trabajar a la luz de los ODS. Ellos son: 1. generar nuevos ingresos por cuenta de la innovación en los modelos de negocio; 2. captar y recoger el talento a partir de la curiosidad y la innovación; 3. incrementar la resiliencia de la cadena de proveedores para generar valor y beneficios para todos; 4. generar interés de los inversionistas y 5. asegurar la licencia para operar abordando el cumplimiento de las normas y la gestión de riesgos.

 

Casos de éxito apoyados por el PNUD

La gerente de la cartera de Reducción e Inequidad también presentó varias oportunidades que se han logrado materializar y que hoy representan casos exitosos en los que viene trabajando el PNUD para aportar de manera efectiva al cumplimiento de la Agenda 2030.
Duplicar la empleabilidad en el campo. A partir de la construcción de circuitos cortos de comercialización como la que existe entre el grupo Takami, el Éxito y los productores de marañón de Córdoba, se han logrado crear canales de venta directa que benefician a toda la cadena.

«El desarrollo rural no sólo es vender productos agrícolas más y mejor. Es tener la capacidad de ver de manera integral y encontrar las oportunidades para mejorar la calidad de vida de quienes los producen. La economía naranja también se puede llevar al campo, vale la pena ver cómo podemos darle valor agregado a lo que producimos y crear nuevos negocios” afirmó.

Igualdad de género. Las mujeres representan un segmento de mercado con amplias oportunidades para aprovechar al ser quienes controlan el 65% del gasto en los hogares.

“La diversidad lo único que genera es dividendos. Lo hemos demostrado a través del Sello de Equidad Laboral Equipares liderado por el Ministerio del Trabajo y apoyado por el PNUD en el que, bajo un sistema de gestión, tenemos 67 empresas que le han apostado a romper las barreras de acceso y permanencia de las mujeres en el mercado laboral”, puntualizó.

Industria e innovación. La cuarta revolución industrial plantea grandes retos y oportunidades. En Colombia existe la posibilidad de que muchos de los puestos de trabajo que conocemos actualmente, y que emplean a los más vulnerables, puedan desaparecer.
“Se requiere desarrollar y fortalecer un conjunto de habilidades y capacidades pertinentes al nuevo contexto global. Es necesario habilitar a las personas para cerrar las brechas de acceso y el uso de las tecnologías, promover la conectividad y el uso de herramientas digitales, aumentar los recursos para la investigación y el desarrollo tecnológico multisectorial y en definitiva, hacer las cosas de una manera diferente”, aseguró Arbeláez.
Servicios financieros. En el mundo hay más de 2.5 billones de adultos que no tienen acceso a servicios financieros básicos. Credifamilia es uno de los negocios inclusivos que hacen parte de la plataforma Business Call to Action y que brinda servicios financieros, principalmente a población vulnerable, para facilitar el acceso a crédito para vivienda. Desde su creación en 2011 ha beneficiado a 14 mil personas y tiene un modelo de pagos innovador en el que los clientes puedan hacer sus aportes en cualquier droguería o supermercado.
Al finalizar su intervención, Arbeláez hizo un llamado al auditorio para que entre todos se generen alianzas, se planteen la manera de ser más eficientes en el gasto y sea posible transformar el mundo.

 

undp co pobreza unibosque2

 

Fuente