Créditos: PNUD

Santo Domingo. – La pandemia de COVID-19 ha causado grandes impactos en las mipymes de toda América Latina y el Caribe, profundizando las brechas que desde antes existían y limitaban sus oportunidades para alcanzar su pleno potencial.

República Dominicana afrontaba también este reto, donde conforme el informe de la Situación económica y de mercado de las mipymes en República Dominicana por la crisis del COVID-19para mayo 2020, el 74% de las empresas reportó que tuvieron que cerrar sus empresas de forma total y un 52% indicó que tendrían que despedir a alguna persona empleada dentro de los próximos 2 meses.

En este contexto, junto al equipo del viceministro de Mipymes del Ministerio de Industria Comercio y Mipymes (MICM), ideamos un plan al inicio de la pandemia para mitigar el impacto de la crisis en el sector Mipymes e impulsar una recuperación real y a la escala necesaria del sector, que propicie avances en su productividad, sostenibilidad, y resiliencia, con enfoques de inclusión e igualdad.

Como parte de la respuesta para la recuperación de la crisis de COVID-19, pusimos al servicio del MICM nuestra red de conocimiento global y regional. El resultado fue un plan integral de recuperación de las mipymes, a partir de la implementación del programa Ponte en Marcha, una metodología elaborada por la oficina de PNUD en Ecuador.

 A través de este, se logró impactar a más de 2,000 micro, pequeños y medianos empresarios y empresarias en 2020 con capacitaciones y asesorías especializadas en torno a las guías. Además, gracias a Ponte en Marcha se han observado un aumento de un 25% de empresas formalizadasmás de 220 empleos retenidos y generados, y un aumento en sus ventas de más de USD$944,735.00.

A photo in this story
A photo in this story

Esta metodología se trata de un modelo para fortalecer las capacidades de las mipymes, a través de 6 guías prácticas, que adaptamos a la realidad socioeconómica dominicana, junto a una caja de herramientas para mantener activos sus negocios, manejar eficientemente pedidos y entregas, organizar las finanzas en tiempos de incertidumbre, mantener las empresas limpias y seguras, aprovechar nuevas formas de pago digitales; y cómo generar productos y promociones atractivos para los clientes.

Las guías y sus herramientas se pueden compartir fácilmente, proporcionando capacitación remota y acompañamiento técnico a personas propietarias de negocios, con el objetivo de ayudarles a cambiar sus estrategias de ventas agregando un componente digital que les permita hacer frente a la situación de emergencia sanitaria por la crisis de COVID-19.

El lanzamiento del programa abarcó gran parte del territorio nacional, apoyando a cientos de micro, pequeños y medianas empresas en los meses más complejos debido a las restricciones de la pandemia. De manera virtual, mediante la participación de 11 Centros Mipymes, se atendieron a más de 2,000 personas empresarias en más de 8 provincias de la República Dominicana.

Con Ponte en Marchaapostamos a un enfoque innovador de largo plazo, utilizando la digitalización como un catalizador de sostenibilidad, productividad, y resiliencia para afrontar la nueva “coviniadidad”, reducir las asimetrías de información y lograr mayor alcance de servicios de desarrollo empresarial para todos y todas.