Créditos: PNUD

En el cierre de la Fase I de la Iniciativa Spotlight, un asocio global promovido por la Unión Europea y las Naciones Unidas para eliminar la violencia contra las mujeres, se organizó una exposición para mostrar los principales resultados del trabajo con los distintos sectores de la sociedad.

En El Salvador, la Iniciativa es implementada de forma conjunta por ONUMUJERES, UNICEF, UNFPA y PNUD en alianza con organizaciones de la sociedad civil y bajo el liderazgo de los gobiernos nacional y locales de los municipios priorizados. Además, promueve el asocio de diferentes donantes y la implicación de todos los sectores de la sociedad.

“La violencia nos afecta a todas y todos, especialmente a las personas más vulnerables. Debemos unir fuerzas para lograr que los esfuerzos sean sostenibles con el involucramiento de todos los actores del Estado sin dejar a nadie atrás”, enfatizó la Coordinadora Residente de las Naciones Unidas en funciones, Yvette Blanco, durante el desarrollo del evento.

Desde 2019, la Iniciativa Spotlight ha impulsado un abordaje integral para frenar la violencia contra las niñas, adolescentes y mujeres, a través de una estrategia de seis pilares: Marco Legal y de Políticas Públicas, Fortalecimiento Institucional, Prevención y Cambio de Normas Sociales, Servicios Esenciales de Calidad, Disponibilidad y Calidad de los Datos y Apoyo a Movimiento de Mujeres y Organizaciones Feministas. Los esfuerzos se han enfocado, especialmente, en acabar con los feminicidios.

“El diseño de la Iniciativa Spotlight parte del convencimiento de que la violencia contra mujeres y niñas es un problema complejo con múltiples causas, y que, para ser efectivo, cualquier programa debe tener un enfoque integral”, expresó por su parte el jefe de Cooperación de la Unión Europea, Miguel Varela, durante el evento.  “Queremos ayudar construir una nueva realidad en la que la inequidad de género y la violencia dejen de ser aceptadas como realidades inmutables”, agregó.

Entre los resultados de la fase I destaca la participación de 29,327 jóvenes en las actividades de la Iniciativa, de los cuales 26,770 son mujeres y 2,557 hombres. También se atendió a 6,090 mujeres a través de estrategias comunitarias con atención psicológica; un total de 3,118 servidoras y servidores públicos de instituciones gubernamentales nacionales y municipales y del sector justicia capacitados, y la participación de 12,542 personas en la formulación de propuestas, planes, reformas de ley, recomendaciones y manejo de datos (10,692 mujeres, 1,850 hombres).

Otros resultados resaltan la elaboración de más de 20 distintos productos de conocimiento (lineamientos para atención, estudios, normativas, análisis) que contribuyen a mejorar la prevención, atención y protección de mujeres y niñas ante la violencia.

Durante la pandemia por Covid-19 se reforzó la estrategia digital para acercar servicios y sensibilizar a través de las redes y canales de todas las agencias implementadoras. Además, se trabajó con todas las instituciones del sistema en la mejora, acercamiento y aumento de los servicios de atención a mujeres y en un plan de aceleración y adaptación por COVID 19 que permitió entre otras respuestas, un incremento de productos y actividades para brindar información a mujeres y niñas sobre servicios de atención, y apoyos directos, así como metodologías de implementación presencial a modalidad virtual.

Desde el PNUD

En el marco de la Iniciativa Spotlight, el PNUD a las instituciones para lograr la continuidad en la atención y provisión de servicios durante la emergencia COVID-19.

Además, contribuimos con el fortalecimiento de capacidades de cho organizaciones de la sociedad civil y centros de investigación, para una mejor provisión de servicios a mujeres y poblaciones vulnerables. Se desarrollaron proyectos e investigaciones que pueden ser insumo para el diseño y reorientación de planes, programas y políticas públicas. En alianza con el sector privado se realizó un programa de formación reducir la brecha de género y prevenir hechos de violencia en el entorno laboral.

Asimismo, el PNUD apoyo a las instituciones de gobierno en el fortalecimiento de capacidades especializadas del personal del sector justicia y de equipos multidisciplinarios que atienden, investigan y ejercen la acción penal en los casos de violencia contra la mujer. Se trabajó con la Procuraduría General de la República (PGR) y la Fiscalía General de la República (FGR).

También se desarrollaron jornadas de diálogos nacionales y locales en conjunto con la Unidad Técnica Ejecutiva del Sector Justicia (UTE) y otras instituciones del sector justicia para abordar los desafíos y propuestas que contribuyan a frenar la violencia contra las mujeres, particularmente el feminicidio.

El PNUD y la Corte Suprema de Justicia (CSJ) firmaron un acuerdo que permitió fortalecer la gestión de la información y el acceso a la justicia desde un enfoque de protección de derechos y de garantía de una vida libre de violencia contra las mujeres. Se impulsó la campaña AmorNOes que invitaba a no naturalizar ni tolerar la violencia contra las mujeres e identificar, prevenir y denunciar situaciones de violencia.

Además, en alianza con el proyecto Infosegura, se presentó el “Sistema de expedientes judiciales para la jurisdicción especializada de la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres (LEIV)” que, mediante el uso de tecnología, contribuirá a garantizar el acceso a la justicia para víctimas de violencia basada en género.  Además, se publicó la primera compilación de “Análisis de Criterios Jurisprudenciales sobre una vida libre de violencia para mujeres” que recoge resoluciones definitivas de casos judicializados en el país.

Otro de los resultados fue el desarrollo de la “Guía para garantizar la participación política de las mujeres en los procesos electorales”

que cual orienta sobre los mecanismos, procedimientos e instituciones nacionales para acceder a la justicia en casos de violencia política contra las mujeres.

La segunda fase de Spotlight finalizará en diciembre 2022. De acuerdo con la Representante Residente del PNUD, Georgiana Braga-Orillard, “nuestra apuesta junto a las Naciones Unidas y la Unión Europea será continuar el apoyo a iniciativas que fortalezcan la prestación de mejores servicios y respuestas más eficientes a niñas, adolescentes y mujeres y contribuir a detener, de una vez por todas, la violencia feminicida”.

Lee aquí el Informe completo de resultados de la Fase I de la Iniciativa Spotlight en El Salvador

https://www.sv.undp.org/content/el_salvador/es/home/presscenter/articles/2021/0111111/presentan-resultados-de-iniciativa-spotlight-para-frenar-la-viol.html