Créditos: PNUD

Con el fin de promover el establecimiento en el país de un programa de certificación de sistemas de gestión en igualdad de género, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) realizó hoy el primer Foro Igualdad de Género en las Empresas, con la participación de representantes del sector público, empresarial y de la sociedad civil organizada.

Los Sistemas de Gestión en Igualdad de Género son herramientas innovadoras que promueven los derechos económicos y laborales y la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, se orientan a mejorar las condiciones laborales en igualdad de condiciones para todos, promoviendo incentivos que propicien un cambio de actitud y de gestión empresarial y pública, para fortalecer la inversión en el personal en condiciones de igualdad y equidad de género.

 

 

Con el fin de promover el establecimiento en el país de un programa de certificación de sistemas de gestión en igualdad de género, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) realizó hoy el primer Foro Igualdad de Género en las Empresas, con la participación de representantes del sector público, empresarial y de la sociedad civil organizada.

Los Sistemas de Gestión en Igualdad de Género son herramientas innovadoras que promueven los derechos económicos y laborales y la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, se orientan a mejorar las condiciones laborales en igualdad de condiciones para todos, promoviendo incentivos que propicien un cambio de actitud y de gestión empresarial y pública, para fortalecer la inversión en el personal en condiciones de igualdad y equidad de género.

En el foro se presentaron las conferencias «Prácticas, políticas y acciones de igualdad de género en el sector empresarial y el mundo del trabajo», a cargo de la socióloga especialista en programas de empleo, María Ángeles Sallé Alonso; y «Potencialidades y desafíos para la igualdad de género en el sector empresariado panameño», por la empresaria Mercedes Eleta de Brenes. Ambas expositoras mostraron datos y estadísticas que evidencian como las brechas de género llevan a la vulnerabilidad, a la exclusión social y a una ausencia de protección de las mujeres en comparación con los hombres, lo que tiene consecuencias directas en su autonomía y empoderamiento económico.

El evento fue encabezado por la vicepresidenta y ministra de Relaciones Exteriores de la República de Panamá, Isabel de Saint Malo de Alvarado, la viceministra de Trabajo y Desarrollo Laboral, Zulphy Santamaría, la directora del Instituto Nacional de la Mujer, Liriola Leoteau y el representante del PNUD, Martín Santiago.

Durante el foro se efectuó un panel sobre experiencias de igualdad de género en empresas de la región, con la participación de directivas del Ministerio de Trabajo de Colombia, Lina Arebeláez, y de la empresa Argos, Diana Ortiz, las cuales relataron el camino recorrido y las lecciones aprendidas del «Proyecto Equipares. Sello de Equidad Laboral».

«Los programas de certificación representan una oportunidad para profundizar la igualdad de género en la economía, mediante la transformación de la gestión de los recursos humanos de empresas públicas y privadas, y la forma en que las mismas abordan sus negocios. Estos programas distinguen con un Sello de Igualdad de Género a las empresas comprometidas con los derechos humanos, el trabajo decente y la igualdad de género», destacó el representante residente del PNUD, Martín Santiago.

Desde 2003 más de 1700 empresas y organizaciones han sido certificadas con Sellos de Igualdad de Género en doce países de América Latina y el Caribe. Empresas, tanto públicas como privadas, Mecanismos de las Mujeres, Ministerios de Trabajo y organizaciones de Responsabilidad Social Empresarial se han unido, con el apoyo del PNUD, para contribuir a la igualdad de género en el mundo del trabajo, mediante estos Programas de Certificación de Sistemas de Gestión en Igualdad de Género.

A partir del 2009, el PNUD ha impulsado la creación de un espacio de intercambio y de cooperación técnica que ha extendido estas prácticas de 5 a 12 países de la región. Además ha apoyado con asistencia técnica permanente a los gobiernos de países como Colombia y República Dominicana para la instalación de estos programas a nivel nacional. Tenemos hoy la suerte de tener con nosotros la exitosa experiencia del Ministerio de Trabajo de Colombia que nos ayudará a entender el paso a paso de este proceso y nos mostrará cómo es posible hacerlo en un periodo de tiempo relativamente corto. Además, el PNUD ha creado la red de intercambio empresas por la igualdad, que moviliza a empresas de los países participantes con un fuerte compromiso de demostrar con sus prácticas que el sector privado es un actor central para transformar las desigualdades de género en el mundo del trabajo, y en la sociedad.

DATOS

* Una de cada dos mujeres en la región en edad de trabajar trabaja o busca trabajo, mientras que la proporción para los hombres latinoamericanos es 2 de cada 3.

* En promedio las mujeres en América Latina presentan una tasa de desempleo del 7,9% mientras que los hombres tienen una tasa de 5,6%.

* El incremento del ingreso de las mujeres al mercado laboral se ha dado de acuerdo con construcciones socioculturales que establecen que las mujeres deben ocuparse de las tareas de cuidado, siendo pocas las que se desempeñan en los sectores más dinámicos de las economías como son la construcción, la ingeniería, la tecnología o los servicios empresariales y financieros.

* Las mujeres se encuentran en lugares más precarios, de mayor vulnerabilidad e informalidad de la estructura laboral, trabajan más horas que los hombres, perciben menores retribuciones por las mismas tareas y enfrentan más condiciones de estrés dada la superposición de tareas.